San Miguel:inauguración de Centros Culturales

El jueves 20 y el viernes 21 de agosto se inauguraron los Centros Culturales Nº 9 y Nº 10, correspondientes a los Barrios Barrufaldi y Mariló.
La cultura difícil.

Cuando pensamos en cultura, muchas veces no sabemos bien de qué estamos hablando. Concepto amplio si los hay, puede referirse a costumbres y hábitos, entre ellos el arte, por ejemplo. En ciertas ocasiones, anhelamos acercarnos a la cultura, pero nos damos cuenta que no existen lugares donde podamos acceder fácilmente o bien sus costos nos lo hacen pensar dos veces. Por ello, la política municipal de San Miguel, en conjunto con la Dirección de Cultura y Educación, se ha propuesto abrir 14 nuevos Centros Culturales en diferentes zonas del distrito.

En este caso, fue el turno del noveno y décimo Centro Cultural. El día jueves 20 de agosto se inauguró el Centro Cultural Nº 9 "Barrio Barrufaldi", ubicado en Victorino de la Plaza y Olegario Andrade, en la Capilla Stella Maris. A su vez, el viernes 21 se hizo lo propio con el Centro Cultural Nº 10 "Barrio Mariló", situado en las calles Emilio Lamarca y Nepper, en la Iglesia San Ignacio de Loyola.

En ambos centros se dictarán 13 talleres que oscilan en disciplinas tales como teatro, canto y vocalización, canto melódico, coro, telar, guitarra, violín, instrumentos de viento, danza folclórica, escultura, dibujo, pintura, corte y confección, cocina, magia, etc. La mayor parte de los talleres tendrán las categorías de adultos, infantil y jóvenes. Muchos están pensados con una posible salida laboral. "Esto tiene una íntima conexión con las escuelas de arte […] la ilusión que tenemos es que los cursos que inicien en el centro cultural los continúen en la escuela de arte y que los chicos vean que la cultura y el arte también tienen una salida laboral", afirmaba Fernando Córdoba, Director General de Cultura y Educación.

El acto tuvo las melodías de la banda de música municipal de San Miguel, dirigida por el Maestro Alberto Agüero, quienes interpretaron "mi bandera" para la entrada de las banderas de ceremonia. El padre Hugo Arana dirigió unas palabras antes de bendecir el lugar, "abrimos las puertas de nuestra capilla para que pueda funcionar al menos una parte del centro cultural […] lo que tenemos lo queremos ofrecer para el bien de nuestra gente", afirmaba.

Luego de entonar el Himno Nacional Argentino, el Director General de Cultura y Educación tomó la palabra. "San Miguel es uno de los distritos que mayor movida cultural tiene, tiene escuelas de arte, teatro, centros de exposiciones, pero todas están en el centro", aseguraba Córdoba, por lo cual esta iniciativa de inaugurar centros culturales en cada barrio le posibilitará a los vecinos acceder a cursos antes lejanos. Según el director "el pedido de Joaquín fue hacer alguna política que integre a todos […] ir poniendo en todos los barrios un centro cultural donde los jóvenes, chicos y grandes tengan acceso a ciertas cosas que tendrían que viajar para acceder", comentaba también que "el año pasado fundamos seis centros y este año nos comprometimos a seis más, este es el número nueve, pero van a ser en total 14 centros". La idea es que la gente acceda a los cursos gratuitos y que puedan profesionalizarse a futuro en algunas de las escuelas de arte del distrito.

"Hay dos visiones de cultura, una que dice que cultura es todo, que va desde una moda, zapatillas o color de corbata; después está la cultura difícil, que es la cultura que hace que un escritor antes de terminar su poesía rompa un par de papeles o que cuando tengan que tocar la guitarra tengan que practicar, esa es la cultura que nos interesa a nosotros" aseguraba Fernando Córdoba y aclaraba "¿por qué es difícil? porque es la que queda, la que da raíces en las personas […] es difícil, pero tiene un premio que es el placer de ejercer, brindarle algo a la gente". Finalizó su discurso proponiéndoles a los jóvenes "que les den vida a esto […] esto es el trabajo cultural de cada día y eso traerlo casi al living de cada casa es muy importante".

Si bien el Centro Cultural va a tener otros locales, esta capilla será el lugar central. Algunos chicos presentes, como Matías, comentaban que "nos gustaría hacer batería y canto" y que "es bueno tener un centro cultural cerca porque sino tenemos que viajar y la moneda no da, quedan muy lejos, iba a Morón y ahora lo tengo a media cuadra de mi casa".

La Directora de la Escuela primaria Nº 12 de Barrufaldi María Teresa Tarrío opinaba que "el ser humano tiene que ser desarrollado en forma íntegra, tiene que tener la posibilidad de hacer todo y de elegir aquello que más le guste […] creo que hoy las artes son una puerta importantísima para nuestros chicos […] abrir un centro cultural cerca de donde ellos están les da posibilidades y va a ser una instancia más para trabajar en red".

La ceremonia del 21 de agosto fue similar en estructura a la del 20, pero en la Iglesia San Ignacio de Loyola del Barrio Mariló. Se bendijo el lugar, con oraciones, se entonó el Himno y se comentó cuáles eran los talleres que se dictarían.

Hoy estos dos barrios han abierto las puertas a la cultura para sus chicos, jóvenes y adultos. El compromiso de aquí en adelante no será solamente de la gestión municipal, sino también y fundamentalmente de los vecinos.

Comentá la nota