Miguel Rioja avizora una Creciente dificultad fiscal

Atento a las implicancias del terreno financiero internacional, el panorama fiscal de las povincias, incluido el de Jujuy, se torna complicado, estimó el diputado provincial Miguel Alfonso Rioja al hacer un análisis de la situación actual.
Al ser consultado por Pregón respecto al presente que enfrenta la administración provincial, debido a la disminución de los recursos coparticipables y la menor suma obtenida por el PAF en el convenio firmado con la Nación, el presidente de la comisión de Finanzas de la Cámara de Diputados brindó un exhaustivo análisis de los parámetros en los cuales se a no sólo Jujuy, sino también el conjunto de las jurisdicciones provinciales.

En ese sentido, se le preguntó como observa la transición del 2008 y el nuevo año en el aspecto fiscal, ante lo cual respondió, “difícil. Si bien es cierto pudimos concluir el año con varias leyes importantes aprobadas, entre ellas el presupuesto 2009, como herramientas mínimas que le permitan al Gobierno Provincial realizar las gestiones necesarias para afrontar el 2009, se vislumbra un año muy complicado. Si nos trasladamos al último mes de año anterior, ya se advirtió que durante Diciembre la recaudación tributaria sintió el impacto del enfriamiento general de la economía, presentando una tasa de crecimiento significativamente inferior a las anteriores. En ese mes, el total recaudado ascendió a $23.642 millones, lo que represento un incremento del 20,5% en términos interanuales, parece una cifra significativa, pero contextualizada fue el segundo mes más bajo del año anterior. Tanto el IVA como Ganancias y los Derechos de Exportación presentaron una mala performance. El único factor que contribuyó a evitar una mayor desaceleración en el crecimiento de la recaudación fue el incremento de los recursos del Sistema de Seguridad Social (+69,6%). No obstante, los recursos del Sistema de Seguridad Social se vieron reforzados por el ingreso de $930 millones provenientes de los ex-aportantes de las AFJP. Excluyendo estos recursos, el crecimiento interanual bajaría al 15,9%, lo que lo ubicaría como el más bajo de todo 2008”.

Si esto es así, entonces consideró al 2009 como “mas complicado que el 2008. Idéntica situación de desaceleración se advierte para el 2009. Ya en el mes de Enero la recaudación proyectada en el Presupuesto Nacional, quedo muy por debajo de lo estimado, afectando esto lógicamente a las provincias que están vinculadas a “suerte y verdad” con la recaudación nacional”.

Sin perjuicio de que todavía no se cuente con información de las transferencias realizadas por el Tesoro Nacional para Enero, “se prevén disminuciones en la recaudación respecto a la proyectada de aproximadamente en un 10%. Esto ya significo a Tucumán restar de las previsiones originales más de $33 millones. En Jujuy repercutirá en una disminución de más de $20 millones. Si esta situación se sigue proyectando a los próximos meses, la dificultad que tendrán las provincias para afrontar sus obligaciones financieras se tornara por demás complicada”.

DECISIONES IMPOSITIVAS

Consultado respecto a cómo impactan las nuevas decisiones impositivas de diferimiento en el cobro de algunos impuestos, Rioja señaló que, “si a esto, se le agregan las decisiones del Gobierno Nacional respecto a diferimientos en el cobro de impuesto para el próximo año, por ejemplo, para los productores agropecuarios, tornará aún más turbulento e inestable este panorama, lo que obligará al Gobierno Federal a generar algún mecanismo financiero que permita cubrir este desfasaje a las Provincias. Esta afirmación encuentra validez si se analiza con mayor profundidad el costo fiscal que tiene para las provincias la reciente decisión de diferir el pago de impuestos anunciado recientemente”.

Siguió diciendo que “a pesar que todavía falta la reglamentación y alcance de estas medidas, si se generalizaría la medida adoptada importará un costo fiscal (pérdida) de $5.000 millones en la recaudación conjunta del impuesto a las Ganancias, Bienes Personales y Ganancia Mínima Presunta, que será asumida en cerca de un 46% por el conjunto de las 23 provincias y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, dado que estos tres impuestos son coparticipables. En particular, el caso del impuesto a las Ganancias, es el de mayor significancia, ya que su participación en la masa de recursos coparticipables alcanza a aproximadamente el 39% del total”.

De esta manera, “el conjunto de provincias perderían aproximadamente $2.069,3 millones en concepto de ingresos por Coparticipación (Ley Nº 23.548 y modificatorias). Asimismo, también se verá afectado el monto de recursos con destino a los Aportes del Tesoro Nacional ($95,3 millones), lo que eleva la pérdida a $2.164,6 millones (48% del total)”.

MENOS 61,9 MILLONES

DE PESOS

En consecuencia, cómo terminará afectando esta medida a la provincia de Jujuy, se le preguntó, ante lo cual dijo que “si se realiza una comparación de Transferencias Presupuestadas 2009 versus la Pérdida por Emergencia dispuesta en esta medida, se tiene que: Buenos Aires dejaría de recaudar $337,7 millones, Córdoba $188,3 millones, Formosa $77,3 millones, Jujuy $61,9, Salta $87,1 millones, Tucumán $104,6 millones, entre otras. En total las Provincias dejarán de percibir, como se dijo, $2.069,4 millones. Siempre y cuando esta medida tenga un alcance general”.

Con estos números, la pregunta es cómo harán las provincias para cumplir sus obligaciones. Según Rioja, para el 2009 “ya no van a alcanzar a las Provincias las tradicionales medidas adoptadas en años anteriores por el Gobierno Nacional, como son el financiamiento de Obras Publicas, Programas Sociales o el Programa de Asistencia Financiera si bien son muy importantes, estos programas tienen una afectación específica de fondos, sino que también se deberá buscar la adopción de alguna medida global que acerque un panorama más estable a las finanzas provinciales. En otros términos, fuentes alternativas de financiamiento.

Ya que de no ser así, en las actuales condiciones, no existen márgenes “serios” para la mayoría de las provincias de afrontar una negociación salarial para el sector publico, como el que esta próximo a iniciarse en el seno del Ministerio de Educación de la Nación con el sector docente, en el marco de los limites de la Ley de Financiamiento Educativo

. Ya no se esta hablando que niveles de incrementos otorgar, sino como sostener los aumentos otorgados en el 2008, lo que exige una nivel de prudencia en el manejo de estas negociaciones”.

También Roja se refirió a los reclamos gremiales de mejora salarial, reiterando que este año “va a ser un año difícil y distinto al vivido en épocas anteriores de escasez y penuria económica (como el 2000 o el 2001), ya que el contexto de crisis actual, ya no es solo local, sino que es global y interactúa de manera imprevisible, desconociéndose las fronteras y tiempo del mismo”.

“Siempre fueron difíciles este tipo de negociaciones, lo que se tiene que lograr es un punto intermedio. Debe existir un equilibrio entre lo que se puede y lo que se quiere. En Jujuy, como en otras provincias, no pueden convivir dos realidades. El sector privado esta pasando por una situación muy difícil, se hablan de despidos, licencias anticipadas, congelamientos, etc., creo que con las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional se van a ver resultados positivos, pero por mas que esto sea así, dista mucho de la situación de otros años.

Por lo tanto, no se puede seguir cargando esfuerzos impositivos al sector privado para aumentar el gasto público sin sustento económico.

Todo debe realizarse en su justa medida.

EL PAF 2009

Se firmó un PAF menos de lo esperado, a pesar de ello Rioja cree que igualmente se mejora la situación, al decir que “el Gobierno Provincial estuvo rápido y oportuno. Trabajo duro para ser prácticamente la primera provincia en firmar este acuerdo de financiamiento. Como una primera acción o etapa esta muy bien. Creo que nunca se firmo un PAF en los primeros días de febrero. A pesar de ello, la disminución en la previsión de la recaudación para el 2009, deberá ser revisada permanentemente para detectar los desvíos y buscar soluciones. Esta no es una solución que dependa de Jujuy, sino que es un problema más grande que involucra a todas las provincias y al gobierno nacional”.

A pesar de ello, “tenemos plena confianza en nuestro Gobernador y funcionarios, por lo que lo único que resta es que desde la Legislatura acompañemos las decisiones en este sentido, de los que tienen a su cargo la administración de la hacienda pública. Siendo un año político, las distintas bancadas de las legislatura han dado muestra cabal de de una compresión de la situación actual y compromiso con la Provincia, como ocurrió en la ultima sesión en que se aprobaron todas la leyes que remitió el Poder Ejecutivo.

Esto merece un reconocimiento a los bloques que componen la oposición. No existen motivos para pensar que no sigamos trabajando en el mismo sentido”.

Comentá la nota