San Miguel "Recuperemos autonomía entre los tres poderes"

El Concejal Julio Novo sostuvo que hizo un llamado a la sociedad y a los partidos políticos para que comience un dialogo coherente y razonable.
El Concejal de la Coalición Cívica de San Miguel, Julio Novo, hizo una reflexión sobre el llamado al dialogo al que convocó la Presidente de la Nación a los diversos sectores de la sociedad: "las elecciones internas son una instancia, en el proceso de definición de candidaturas, en la que a través de los partidos políticos se eligen a los candidatos que competirán en una elección general. Si alguien no es afiliado a un partido político, vota en las elecciones generales. En su momento las internas abiertas fueron un intento de la dirigencia política por legitimarse, pero nunca significó más que un ardil político para aquietar el animo adverso de la sociedad hacia la dirigencia política o como en la actualidad un medio para atenuar el animo hostil de los dirigentes y militantes del Partido de Gobierno, y de manipular la suerte de los candidatos de la oposición".

El Concejal sanmiguelino prosiguió sosteniendo que "quienes proponen internas abiertas no desconocen el sistema cuasi feudal que rige las relaciones políticas en muchas de las provincias argentinas, donde vía empleo público, prebendas, asistencialismo, se manipula a los ciudadanos que en pos de la subsistencia económica pierden su condición de tales. Pensando en el Conurbano Bonaerense, cuna de punteros, aparatos políticos, dispositivos de compra y venta de votos, adulteración de documentos, especialistas en votos cadena, intermediarios de contingentes de votantes, surge naturalmente la pregunta ¿cuál es la finalidad latente de esta iniciativa legislativa?".

Para el edil el fin no es fortalecer a los partidos políticos ni promover la participación ciudadana. "Respecto del primer caso podemos decir que si cualquier ciudadano puede definir quién será el candidato que represente a un determinado partido político, qué sentido tendría participar en la vida política de los partidos , tal como se los ve desde la sociedad civil, como un instrumento para producir y promover candidatos. Algo distinto ocurriría si se vieran a los partidos en su verdadera dimensión, como pilares de la Democracia, como espacios para la reflexión, para el debate político, para la construcción colectiva de políticas públicas, pero esto en la práctica no es así. En el segundo caso, que el ciudadano vote una vez por voluntad propia y otra por obligación legal, de ninguna manera da cuenta de mayor participación ciudadana, por lo menos en términos cualitativos".

"Este nuevo voto optativo no será un despertador de la conciencia colectiva respecto de la importancia de participar en los espacios institucionales vinculados con el manejo de la cosa pública, solo será, en este momento político, una carga más para la sociedad que tratará de eludir la situación, quedando el terreno fértil para la manipulación del proceso electoral por las grandes estructuras políticas, apoyadas por los gremios amigos, entre otros", expresó el Novo.

Por eso "creo que es evidente que "los barones del conurbano" junto a los patrones de estancia devenidos en dirigentes políticos del interior, tienen la capacidad económica y operativa para decidir quienes serán sus candidatos y quizás quienes serán los candidatos de otros partidos".

Para Julio Novo es importante señalar que "a las grandes estructuras políticas no le interesa demasiado descuidar una mínima cantidad de electores en beneficio de los amigos de la oposición, funcionales a sus proyectos económicos o políticos. A su vez existe siempre una espacio disponible para los descontentos que deciden, a espalda de la estructura, hacer su propio negocio con la compra venta de votos, en el marco de circuitos que debidamente aceitados resultan confiables y efectivos, a la hora de intervenir en los resultados de los partidos más pequeños".

"Al margen de esta discusión en particular, con el fin de terminar con el armado discrecional de lista de candidatos, es necesario establecer un marco de presupuestos mínimos que deberán cumplir los partidos políticos con el fin de garantizar el derecho de sus afiliados a elegir y ser elegidos. Este es el medio más idóneo para evitar la arbitrariedad, el amiguismo, el seguidísimo, aspecto criticado por la sociedad y en este caso con fundamentos que surgen del sentido común: sin democracia al interior de los partidos políticos, no hay democracia en la sociedad", agregó.

"Pero en realidad los temas que conforman la agenda de la reforma política son muchísimos y de gran importancia, en este contexto las internas abiertas son un tema menor, que debería discutirse junto a otros temas que tengan como fin: transparentar el sistema electoral, modificar el sistema de representación, restablecer la autonomía entre los tres poderes de la República, entre otros", finalizó el Concejal Julio Novo. ©ALN

Comentá la nota