San Miguel Polémica abstención

Enrique Tronceda, del Frente para la Victoria, se abstuvo de votar el presupuesto municipal y granero malestar dentro de su bloque, que lidera desde afuera Franco La Porta, que voto en contra del mismo.
Siempre la aprobación del presupuesto municipal trae problemas, rumores y encontronazos. Aunque la mayoría de las veces estos cruces se dan entre el oficialismo y la oposición. Pero en San Miguel muchas veces la política es muy diferente a lo que se espera u ocurre en otros distritos.

El miércoles 30 de diciembre de 2009 el Honorable Concejo Deliberante sanmiguelino puso en consideración entre los concejales el presupuesto municipal para este 2010 y se dispuso la votación por el si o no del mismo.

Fue allí cuando luego de una larga discusión entre todos los concejales hubo un voto que llamó la atención y dejo atónito a algunos opositores.

El presupuesto fue aprobado pero no contó con el aval de Unión Pro, la Coalición Cívica ni del Laportismo, sin embargo un hombre fuerte dentro del bloque del Frente para la Victoria eligió abstenerse.

Se trata de Enrique Tronceda, quien fuera primero en la lista del Diputado provincial Franco La Porta en junio del año anterior. Ante la sorpresa de todo el recinto el concejal, que asumió en diciembre, se abstuvo de votar, a pesar de que según dicen ya había arreglado votar en contra del presupuesto.

Como dijimos toda la oposición voto en contra, incluso los cinco que integran su bloque, excepto obviamente, Tronceda, quien luego explicó que, según él, había hablado con Franco la Porta y que para no interferir en los proyectos del ejecutivo comunal, Laporta lo habría liberado, para que tomara la decisión de votar según su consideración.

Tras el proceder de Tronceda sus propios compañeros de bloque se mostraron molestos por su accionar y dicen no comprender su actitud.

Esta acción del edil hace pensar que su estadía dentro del bloque del laportismo no seria mucho más extensa y que su abstención habría molestado en demasía a su líder. Esto no haría más que generar la primera gran pelea del año. Aunque todavía hay que ver cual es el final de este cortocircuito en laportismo.

A su vez remarca el grado de desconcierto político que reina en San Miguel algunas veces. ©ALN

Comentá la nota