MIGUEL PICHETTO: "Para ganar no vale un esquema individual".

Miguel Pichetto cada vez disimula menos que quiere pelear de nuevo por la gobernación de Río Negro. Y admite la responsabilidad que tiene junto a Carlos Soria de evitar otra frustración.
El senador Miguel Pichetto sostiene que es prioritaria la "responsabilidad" que le cabe junto a Carlos Soria, para evitar que una disputa interna frustre otra vez las expectativas del peronismo de cara al 2011.

Después de las elecciones legislativas, el senador afirma que el partido necesita garantizar 20 puntos más en la carrera hacia el 2011. Y que la garantía de esas adhesiones está en las alianzas con vecinalistas y opositores a la UCR, pero sobre todo, en la "conducta" del peronismo de cara a la sociedad.

- ¿Para qué sirve el resultado del 28 de junio?

- Un triunfo siempre estimula. Sirve para consolidar al partido y analizar el valor de la unidad. Existió un buen candidato y una propuesta identificada con la política nacional.

- ¿Pero fue un proceso?

- Sí, un escenario electoral determinado. Ahora se inicia otra etapa y hay que ampliar la base del peronismo. Es importante tener el 30 por ciento, pero para ganar hacen falta otros 20 puntos. Yo obtuve 43,7 por ciento en el 2007 y no fue suficiente.

- ¿Qué alianzas se vienen para el PJ?

- Hay que esperar los acontecimientos. Nuestros aliados son aquellos sectores que no están de acuerdo con este proceso del radicalismo.

- ¿Entonces, el intendente de Cipolletti, Alberto Weretilneck, ya fue?

- Nunca digo que ya fue. Sí creo que se requieren nuevas conductas y actitudes para establecer un frente electoral. Es imprescindible tener una línea de coincidencias y no tener acuerdos con el partido del gobierno. Es contradictorio en Weretilneck decir que apoya al gobierno nacional y apoyar al candidato de la UCR, que se manifiesta opositor. El PJ tiene que tener apertura para sumar al vecinalismo y otros sectores que no compartan el modelo radical.

- ¿Y en el justicialismo?

- Hay que fortalecer nuestro propio espacio. El peronismo de Cipolletti salió segundo y llegó la hora de fortalecerlo para tener alternativa propia, sin perjuicio de una política de construcción plural en Río Negro. La sociedad es muy abierta y compleja. No está arraigado el bipartidismo. Hay otras visiones y votan de acuerdo a la circunstancias o al momento político.

- ¿Las denuncias sirven como estrategia?

- Existieron denuncias importantes -el Banco, el Cedepre- pero es una tarea inherente al rol de la oposición. Eso no es suficiente para ganar la elección. Una fuerza para ser gobierno debe decir hacía dónde va y cuáles son sus propuestas en lo público y privado. Hay mucho para trabajar, en políticas impositivas, en términos de competitividad, en el desarrollo de la UNRN y su integración a un plan de gobierno para una provincia moderna.

- ¿La unidad del PJ es el valor más escaso en la proyección electoral?

- Hay que mostrarse unido, con un accionar coherente y evitar espacios públicos que degraden la opción electoral. Se requieren de nuevas conductas.

- ¿Habla del suceso del intendente Carlos Soria en Huergo?

- No, me refería a las reiteradas oportunidades de los Congresos que luego repercutieron negativamente. No quiero hacer una valoración de tipo personal o de casos particulares. Todos tenemos que cuidar nuestra conducta y hacernos cargo.

- ¿Cuándo será el debate de las candidaturas?

- Adelantarlo no sería bueno. Todos tienen derecho, pero se ha lanzado demasiado rápido. La culpa es del gobierno actual, pues el vicegobernador (Bautista) Mendioroz salió a pintar las paredes de toda la provincia. El tiempo será en el 2010. Habrá que ser reflexivo e inteligente. Definir las candidaturas es lo más responsable. Si nos dividimos, no somos opción de gobierno.

- ¿Su candidatura ya la tiene definida?

- Lo estoy pensando y analizando. Voy a definirlo oportunamente. Lo haré en un marco de diálogo general con los peronistas, los intendentes y la sociedad. Las candidaturas tienen que venir de afuera para adentro.

- Los intendentes insisten en su postulación

- Nunca dije que soy candidato. Por supuesto que me interesaría, pero no es una cuestión personal. Aprendí que para ganar no vale un esquema individual. Tienen que estar todos los actores, sino no vamos a ser gobierno. El partido radical es poderoso y siempre actuó unido en los 25 años. Es un partido de gobierno y poder. Vienen defendiendo el poder político, con mucha inteligencia, la que no tuvo el PJ.

- Soria entiende que usted lo debería acompañar porque él lo respaldó en el 2007 y lo apoyó para el Senado.

- Siempre acompañé a los candidatos. En el 2003 lo acompañé a Soria. Los dos tenemos larga trayectoria y legitimidad. Nadie discute su trayectoria. Ambos tenemos la responsabilidad sobre cómo resolver este liderazgo y trabajar con solidaridad para que resulte electo del peronismo.

- ¿Y el radicalismo?

- El acuerdo nacional de la UCR para la presidencial va a cohesionar hacia abajo y en Río Negro se pondrá de acuerdo con la Coalición Cívica. Hay mucha decepción por Odarda, pues se creyeron que era una alternativa y fue una socia menor de la UCR. La Concertación ha sido una fachada que sostuvo Saiz por una cuestión financiera. El resto del radicalismo ya se fue hace rato. Vamos hablar con gobierno nacional porque hay que tener claro quiénes son los que hemos apoyado la política nacional.

Comentá la nota