San Miguel El Larcade marchó por la salud

El personal del hospital de San Miguel se adhirió a la Jornada Nacional de Protesta de Hospitales y marchó hacia la Municipalidad a exigir frenar el "vaciamiento" del nosocomio. La ex diputada Vilma Ripoll se hizo presente acompañando a una numerosa cantidad de organizaciones sociales.
La situación crítica del Hospital Raúl Larcade de San Miguel ya no es ninguna novedad. Desde hace años que se vienen sucediendo las denuncias de la falta de insumos, de personal y de la precarización laboral. Parece que el convenio firmado por la Municipalidad hace pocos meses para hacer casi a nuevo el nosocomio, aún no convence a quienes allí se desempeñan día a día por la salud.

La manifestación comenzó a las 11 de la mañana. La gente se concentró en las puertas del nosocomio y se dirigió por la Avenida Perón hasta el Palacio municipal. Allí se escucharon las voces de protesta con cada uno de los oradores que estaban preparados para dirigirse a los manifestantes y ser oídos por los funcionarios locales que estaban en el interior del edificio.

Entre las adhesiones podía verse al Sindicato de Trabajadores Municipales de San Miguel, José C. Paz y Malvinas Argentinas; a la Comisión de Precarizados en Lucha de ese mismo sindicato; la Comisión de Suteba General Sarmiento; el MTD; Vilma Ripoll estuvo presente con el MST Nueva Izquierda; la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la provincia de Buenos Aires (CICOP); el Partido Obrero; el movimiento Libres del Sur; delegaciones de varios hospitales (el Mercante también participó), entre otros.

"La política de vaciamiento del Larcade es una política antigua, histórica, que comenzó cuando se dividió el distrito de General Sarmiento. Hace diez años alguien dijo que el hospital es mío y los trabajadores ocupamos el hospital y dijimos que ‘el hospital es de los trabajadores y de la población’", aseguró en su discurso Juan Carlos Miguens, secretario de DD. HH. del Sindicato de Trabajadores Municipales.

Seguidamente, aseguró que "cada intendente que viene aplica la lógica del capitalismo que es que la salud es un negocio, no un derecho social. Tenemos acá cerca un modelo que para estos sectores es un orgullo, que es el de Malvinas Argentinas; pero ese modelo de salud antes de atender y de abrir las puertas pregunta si puede pagar o si tiene obra social, sino fuera", explicó. Por eso llamó a toda la población y a todos los trabajadores municipales a la unidad en defensa del hospital porque "así nos defendemos los trabajadores".

Por su parte, el secretario general de C.I.P.O.C, Hugo Amor, dijo que lo que está en juego en ese conflicto es "si vamos a seguir con un sistema desfinanciado, con trabajadores precarizados, si vamos a seguir con bajos salarios".

"El golpe al hospital de San Miguel es un golpe de los que quieren privatizar el sistema de salud pública de la Nación, de los que quieren abandonar para siempre el doble discurso porque hoy no se puede sostener", agregó.

De la misma manera, el presidente de APUHL, Horacio Alonso, aseguró que no van a "retroceder un solo milímetro en la defensa del hospital público y gratuito, que brinda atención universal a todo aquel que quiera atenderse".

"Estamos en contra de todo sistema de gerenciamiento de salud, de la terciarización de servicios porque son formas de privatización encubierta que van camino a la privatizaron definitiva del sistema. Privatización del sistema de salud es sinónimo de vaciamiento. Cada medico que se jubila no es repuesto, la cocina del hospital se cerró, no se esteriliza ropa en el hospital ni instrumental y eso representa un achicamiento progresivo; esa es la política que estamos intentando destruir hoy", aclaró .

Consultado sobre la situación de los pacientes del PAMI que se atienden en el hospital, Alonso sostuvo que están de acuerdo que sean recibidas esas personas, pero remarcó que el problema surge con que esos pacientes "le restan posibilidades de internarse, por la poca disponibilidad de camas, a pacientes que no tienen obra social. Ese es un sistema progresivo que vamos notando que va camino al vaciamiento y a la destrucción del hospital público".

También fue concluyente a la hora de responder si tuvieron algún tipo de diálogo con el Secretario de Salud local: "No tenemos ninguna respuesta, ningún tipo de dialogo. Lo que recibimos es agresiones y ofensas permanentes".

VILMA RIPOLL

La ex diputada Vilma Ripoll fue una de las dirigentes destacadas de la manifestación. AQUÏ La Noticia dialogó con ella y esto nos dijo: "Es fundamental estar acompañando la lucha que llevan adelante los trabajadores de la salud en defensa de la salud pública; hecho que no sucede con los funcionarios de turno, ni del gobierno nacional, ni provincial, ni municipal; es decir, están todos dentro de un marco de políticas que tienden a la privatización".

Tras 25 años de democracia aún no se han podido corregir los males de la salud pública en el país. En este sentido, Ripoll entendió que es normal que algunos funcionarios actúen sin tener en cuenta al pueblo: "cuando hay plata, la salud pública no es urgente porque la gente tiene trabajo y tiene obra social, pero cuando deja de haber plata la salud deja de ser una prioridad; entonces el desgaste, el vaciamiento, la tendencia a la autogestión que es vivir con la plata de los que tienen obra social, y hacer que las municipalidades y los presupuestos provinciales no inviertan es el manejo típico que hacen siguiendo las políticas del Banco Mundial". Y sentó su postura: "a nosotros nos parece que es al revés; lo que hay que hacer es pelear porque se aumente el presupuesto, porque lo demás es cháchara".

Comentá la nota