San Miguel: Fundamentos de una renuncia

El ex Secretario de gobierno, Dr. Enrique Emiliani, como prometió tras su ida del Ejecutivo de San Miguel, hizo público el fundamento de su renuncia al cargo que hoy ostenta Alfonso Coll Areco en el Gabinete municipal.
En esta semana llegó al correo web de nuestra redacción un mail del Dr. Enrique Emiliani donde fundamenta su alejamiento al Ejecutivo de la Municipalidad de San Miguel, el 16 de mayo pasado, un mes y medio antes de las elecciones legislativas.

Emiliani, hasta esa fecha, se desempeñaba como Secretario de gobierno de Joaquín De La Torre, pero presentó la renuncia en la que no explicó los motivos para no perjudicar la gestión del Jefe comunal en momentos previos a las elecciones, prometiendo decir los motivos una vez que pasaran los comicios.

En la carta recibida por mail, que tiene nueve carillas donde explica con detalles las situaciones que lo llevaron a su alejamiento -y que aquí le trascribiremos los conceptos más trascendentes-, el Dr. Emiliani asegura que sus palabras surgen luego del "incipiente Pacto de Gobernabilidad entre De La Torre y Rico, así como la profundización del autismo y la ceguera frente a posibles hechos graves de desmanejo y anarquías administrativas, me obligan a no guardar más silencio frente a lo que considero es y será una forma de complicidad con un pasado funesto, una reiteración continuada de espurias prácticas que bastardean a la política y a la gente, y el principio del fin de un gobierno que fue una esperanza de cambio y ya es lamentablemente una nueva frustración popular".

Seguido, el Dr. dijo que asume la total responsabilidad política, personal y legal de sus dichos, pero hizo "responsable" a la "corporación política de San Miguel, a sus socios de las fuerzas de seguridad y de los medios de comunicación, de lo que pudiera ocurrir a mi familia y a mi persona". A quién le quepa el sayo que se lo ponga...

Emiliani destacó que su renuncia tiene causas políticas y causas referidas a la gestión del gobierno municipal.

En cuanto a las cuestiones políticas recordó que la ruptura temprana de De La Torre con LaPorta hizo posible que se vayan "colando de a poco la banda de aquellos que travistiendo su origen salpicado de carapintadismo (…) se sumaron atropellando impúdicamente al gobierno de De La Torre".

Emiliani aseguró que desde que se hizo cargo de la Secretaría de gobierno, el 8 de septiembre de 2008, luego de un "aceptas o nos vamos", comprendió que "desde allí libraría una última batalla dentro del gobierno (…) sabía que la mayoría de mis enemigos políticos estaban dentro del mismo gobierno: Riquistas y Zilocchistas disfrazados de aliados y hasta propios hombres del Intendente que iban sucumbiendo lentamente ante las mañas y los favores de los primeros".

Según el Dr. el día que él considerase que el "proyecto transformador hubiera sido abadanado o derrotado", renunciaría al cargo, como finalmente sucedió. "…progresivamente íbamos como Gobierno por un camino que nos conducía a ser cautivos en el ejercicio del poder, y de una manera tal que así condicionados nunca podríamos llevar adelante una gestión realmente transformadora de aquella década de ignominia", agregó.

Además, Emiliani manifestó que sufrió algunos aprietes políticos, incluso una supuesta renuncia que iría a presentar el intendente luego del armado de la lista de concejales. A esta situación la definió como la "confirmación de la pantomima de su renuncia".

La otra parte de la renuncia de Emiliani al cargo de Secretario de gobierno es en relación a la gestión municipal. Aquí dijo que en los ocho meses que estuvo en funciones no pudo cumplir total o parcialmente los objetivos que se propuso. Por ejemplo lograr una comunicación más fluida con el Intendente, hacer que la Secretaría de Salud fuera más autónoma, que los funcionarios respeten lo decidido por los Foros Barriales en cuanto a obras del Presupuesto Participativo, la Licitación Pública para la Recolección de Residuos Domiciliarios, reordenar el área de Recursos Humanos y eliminar los ñoquis, lograr que se dotara de asistentes Sociales en áreas como Tierras, Acción Social, Discapacidad, ordenar la Secretaría de hacienda, entre otras cosas, enumeró.

"Todas estas cuestiones las plantee públicamente en las reuniones de gabinete y al intendente en persona. A pesar de ello, fui desoído cada vez más por secretarios y por el mismo intendente, y en algunos casos sistemática-mente se buscó alejarme de la información. No obstante ello reconozco en parte mi fracaso por no haber podido lograr el mejoramiento o el correcto funcionamiento de los defectos, "confusiones" y errores señalados", agregó.

Al final de la carta Emiliani, sin embargo, hace la siguiente reflexión: "Lo he dicho públicamente y lo seguiré diciendo, tu gobierno (el de De La Torre) es el mejor en décadas en San Miguel y en el ex General Sarmiento. Y esto por virtud de compañeros que están y deben ser debidamente reconocidos: Jorge Otone (renunció), Fernando Córdoba, Fernando Insaurraga, Diego Sereal, Ariel Dalbene, Eduardo Balán, Carmen Ibarra, Bruno Baschetti, Julián Segovia, entre otros".

"Con vos a la cabeza y con el impecable trabajo de ellos, llegaron a San Miguel hechos y actividades que antes jamás existieron y fueron quimera; especialmente para los habitantes de San Miguel y Bella Vista Oeste". El Doctor Enrique Emiliani como marcamos en párrafos más arriba asume la total responsabilidad política, personal y legal de sus dichos, pero hace "responsable" a la "corporación política de San Miguel, a sus socios de las fuerzas de seguridad y de los medios de comunicación, de lo que pudiera ocurrir a mi familia y a mi persona".

"AQUÍ" La Noticia no quiere hacer una defensa corporativa de los medios de comunicación pero a su vez nos asemos cargo de lo que publicamos y decimos en nuestro periódico, pero lo que no podemos hacer es hacernos cargo de los dichos y actos de un ex concejal y ex Secretario de gobierno municipal.

El Señor Emiliani, como buen abogado que debe ser, debe saber que las decisiones que cada uno toma son responsabilidades de uno mismo y no puede hacer responsables a otros de sus equivocaciones.

El "responsabiliza" a diversos sectores de lo que le puede pasar a él o su familia, esto es algo que esperemos no suceda, pero hay que aclarar que los medios de la región deben ser excluidos de sus conclusiones, no debería haber razones por la cual los medios agredan a su familia y su persona.

Ojala la parte en que nombra a los medios quede solamente como una mala anécdota. ©ALN

Comentá la nota