San Miguel Cambia lealtad por dignidad

San Miguel   Cambia lealtad por dignidad
El año electoral ya tomó ritmo y, en ese sentido, el Concejo Deliberante sanmiguelino no está defraudando. Atrás quedaron los tiempos en que se profundizaban los debates partidarios para posicionarse en el recambio de representantes, hoy parece que esa lucha interna fue reemplazada por un “libro de pases” que, como en el fútbol, va buscando a jugadores para integrar los distintos “equipos” sin importar su origen y, cada vez menos, su carrera.
También está en duda la identidad de esos “equipos” si se los intenta trasvasar a verdaderos partidos políticos, pero este es otro tema para otra oportunidad.

“Mucho gre, gre para decir Gregorio”, decía el tío en el campo, pero yendo al grano (no de soja, por favor), debemos dar cuenta de los cambios en la conformación de los bloques del legislativo de San Miguel, que no son pocos: alrededor de 15 “bancadas” entre 24 concejales…

Tal vez el cambio más silencioso, pero hay que reconocerle que ya es su estilo, es el paso dado por la edil Marcela Alejandra Pérez, que dejó el bloque “Lealtad Justucialista” que integraba con Ricardo “Palito” Aleksiejoner por “Dignidad”, sumándose a Marisa Guilanea, actual pareja de Aldo Rico quien comulga con el pensamiento del ex Intendente.

El cambio de Pérez, ideológicamente se puede decir que tiene toda la coherencia. Se la vió en las filas de Aldo Rico ya en 1996, en aquel Frente que logró la Intendencia luego en el ´97 y donde ya había logrado su primer banca.

Siempre tras Rico, Pérez logró renovar su puesto legislativo y luego, integrando la lista que llevó a Oscar Zilocchi a la administración Municipal en el 2003 acompañó en ese sector. Logró tener cierta ingerencia en la administración del Hospital Materno Infantil – oftalmológico de Bella Vista, además de su labor legislativa.

Tras la ruptura de Rico con Zilocchi, el grupo que por un tiempo fue “zilocchista” y tildado de “traidor” por el actual Presidente del PJ local, hoy empieza a reacomodarse. Por eso Marcela Pérez parece olvidarse (¿o recordar?) la “Lealtad” e integrar el bloque “Dignidad”, a pesar que desde su sector se habían alzado voces de descontento. El tiempo dirá si volvió a ser acertada su decisión.

Con todos

Si hay algo que puede decirse del dirigente Peronista Mario Guarnieri es que intentó forjarse su lugar en distintos lugares del Peronismo, por lo general disidente.

Esta vez, según reza su propia publicidad, se encolumnaría en la línea Macri- Solá- De Narváez, cuando no hace mucho tiempo estuvo aliado al Ing. Franco La Porta.

Pero las novedades no termina allí, el concejal Ramón Galeano, Presidente del Frente Grande de san Miguel y actual concejal, alejado de la línea que supo integrar acompañando a la Senadora Stella Maris Prunotto, hizo pública la decisión de “acompañar” y “comprometerse” con el Gobierno del Intendente Joaquín De La Torre. Hecho que fue consumado al asumir la Dirección de Derechos Humanos Municipal el concejal (m.c.) y “cuadro” propio de ese Frente, Boris Casanovas.

Pero también hubo un “amague”, si se nos permite el término futbolero. Se dice que, Fernando Rey, actual Vicepresidente del Consejo del Partido Justicialista de San Miguel, quien asumiera en ese cargo en la última renovación junto a Aldo Rico, tuvo diferencias importantes con esa línea política justicialista. Pero los trascendidos van más allá y dan cuenta sobre la posible intermediación del actual Presidente del Concejo Deliberante sanmiguelino, Máximo Luppino, para lograr un acercamiento de Rey con el Intendente De La Torre, pero todo ello quedó sin efecto –aparentemente- cuano cafè de por medio se lo vio junto al mismísimo Aldo Rico y su actual señora, la concejal Marisa Guilanea departiendo, por un buen rato, sobre las vicisitudes de la política vernácula. ©ALN

Comentá la nota