Miguel Arena (CGT), el pago extra que se cayó y la reapertura de paritarias de 2009 "El aumento salarial no tendría que ser menor al 30 por ciento"

Miguel Arena (CGT), el pago extra que se cayó y la reapertura de paritarias de 2009

"El aumento salarial no tendría que ser menor al 30 por ciento"

Mientras el gobierno nacional comenzará a efectivizar hoy el pago de 200 pesos extra para los trabajadores que perciben el haber mínimo de 1.240, dirigentes gremiales continúan cuestionando que el beneficio sólo alcance a un porcentaje "mínimo" de la población. Y en el caso de Miguel Arena, secretario regional de la CGT, lamentó que la frustrada suma adicional para todos los empleados se cayó "por falta de decisión política y por la presión que metieron los empresarios".

El pago de los 200 pesos será desde hoy hasta el 5 de enero. El dinero lo cobrarán aquellos trabajadores que cobran el haber mínimo de 1.240 pesos. También se pagará 150 pesos a los beneficiarios del Plan Familias y 100 a los titulares de pensiones no contributivas y del Plan Jefas y Jefes. Esta ayuda extra beneficiará a 1,2 millón de personas que cobran planes sociales y pensiones no contributivas.

Para Arena, "es un beneficio para un porcentaje mínimo de trabajadores. En mi caso, al sector que represento, los empleados se quedan afuera por 10 pesos de básico. Me parece una cosa totalmente atípica. Lo agarran unos pocos y el resto no. Este pago extra era absolutamente necesario para todos los trabajadores argentinos, que tienen los salarios totalmente caídos. Creo que la medida impulsada por el gobierno es una barbaridad, más allá de ese pequeño beneficio para unos pocos".

Desde la óptica del dirigente sindical, "esto tendría que haber sido generalizado y, como mínimo, debería haber alcanzado a todos aquellos que no llegan a los 2.000 pesos. Si uno se fija, la mayoría no llega a los 2.500. Y eso no alcanza bajo ningún punto de vista. Además, hay que tener en cuenta que muchos trabajadores sólo perciben 1.500 pesos libres. Porque después les pagan viáticos, pero no en forma remunerativa. Son cosas en negro que no entran para el aguinaldo, ni en ningún lado. Hoy, esos trabajadores están cobrando un aguinaldo de 600, cuando en realidad les corresponde uno de 1.000 como mínimo".

Entonces opinó que "no se avizora un panorama muy alentador respecto de las mejoras salariales. Ya están hablando de un incremento del 13 por ciento para el próximo año, que en la mayoría de los trabajadores sólo representaría una mejora de ciento y pico de pesos". De cara a la reapertura de paritarias de 2009, Arena remarcó que "no se tendría que estar hablando de menos de un 30 por ciento de aumento. Por lo menos, si quieren equiparar los sueldos y que pueda volver a girar la rueda del país, que fundamentalmente es empujada por el movimiento que generan los trabajadores. Esto se notó para los días previos a la Navidad. Todo lo que el trabajador agarra, lo gasta. Yo quisiera saber en febrero o marzo en qué condiciones vamos a estar", se preguntó.

El pago que no fue

Arena lamentó la caída del pago extra de 300 pesos para todos los trabajadores, una pretensión impulsada por los gremios en los últimos meses. "Faltó decisión del gobierno y también es cierto que los empresarios metieron mucha presión para que ese adicional no se concretara. Lamentablemente, esa presión que impulsó la patronal, no la metió el sindicalismo para que sí saliera. Tendrían que haber salido unos 300 pesos para cada trabajador. Eso hubiese sido una ayuda fundamental para recuperar una parte mínima de todo el terreno perdido en los últimos meses", opinó.

Luego contestó a las declaraciones del titular de la Cámara Empresaria, Julián Abad, quien había descartado la posibilidad de otorgar una suma extra y había afirmado que "todos los esfuerzos empresariales están puestos en mantener las fuentes de trabajo". Sobre este punto, Arena replicó que "no es así la cosa. Porque mañana nos van a venir a decir que necesitan rebajar los sueldos... A partir del conflicto del campo, las cosas empeoraron notablemente. Pero lo que ellos no dicen es que hasta ahí venían muy bien. Las fábricas no daban abasto para cargar, la economía del país venía con todos los indicadores económicos hacia arriba. Los que sí han perdido son los trabajadores, con la mentira del Indec, y con el 19 por ciento de aumento que se consiguió en su momento, que no le alcanzó absolutamente a nadie".

El hombre que comanda la CGT Regional Olavarría pintó un panorama negro para el próximo año. "No quiero ser tirabombas, ni nada por el estilo, pero veo un panorama sumamente complicado. Dios quiera que yo me esté equivocando, para poder tener expectativas un poco mejores. Pero esto viene totalmente mal, y seguirá peor si la economía no levanta vuelo y si se concretan las amenazas que se vienen con algunas suspensiones, despidos o prejubilaciones para enero. Muchos no entienden que las prejubilaciones son, la mayoría de las veces, sumamente desfavorables para los trabajadores que se retiran por esa vía. Si a alguien le faltan cinco años para jubilarse, la empresa arregla pagarle 1.000 pesos por esos cinco años. Y con la inflación que tenemos en este país, seguramente dentro de un año esa cifra no le alcanzará para nada".

¿Qué actitud deberá asumir la CGT para revertir la tendencia? "Si se está muy pegado al Gobierno, no se puede hacer nada. El mismo gobierno nacional está diciendo cómo serán los sueldos que se van a venir. Y si nosotros somos obedientes a eso, seguramente perderá el trabajador", contestó.

Cuándo se le consultó si los dirigentes cegetistas regionales cuentan con espacio para rebelarse contra las posiciones de las cúpulas, Arena afirmó que "desde las federaciones regionales de la CGT estamos charlando mucho en la Provincia. Haremos un petitorio pidiendo que la conducción nacional reclame un salario acorde con las circunstancias que vivimos. No queremos ninguna locura para desestabilizar al país, pero sí un sueldo que permita vivir un poco más tranquilos". En el mismo sentido, recordó que "ya lo hicimos en otra oportunidad cuando le elevamos un pedido a (el secretario general, Hugo) Moyano, aunque no tuvimos mucho eco. Pero ahora vamos a hacer un pedido generalizado para que el aumento no sea inferior al 30 por ciento. Hay muchos que están diciendo que la crisis no llegó al país. Bueno, que entonces den el aumento que corresponde".

Comentá la nota