Mientras unos lanzan su campaña, los otros "en la dulce espera"

El sector liderado por María Inés Fernández tenía previsto, al cierre de esta edición, realizar un acto para dar a conocer su propuesta electoral. No difundieron ningún nombre para la lista. Por su parte, la unión de dirigentes del PRO y de Felipe Solá espera una confirmación de la Justicia Electoral. "El impedimento es la ex diputada Fernández, que nos quiere afuera", dijo Eugenia Moyano.
"Lo que nosotros sabemos es que la única lista aceptada es la nuestra. La otra fue rechazada", dicen de un lado.

"Nuestra lista está aceptada, pero se demora la confirmación oficial. Hoy –por ayer a la tarde- podemos decir que estamos en carrera", retrucan desde la otra vereda.

Estas frases pertenecen a la realidad, por cierto, por seria, que transitan las dos listas locales que buscan representar a Unión-PRO, la propuesta electoral que encabezan Francisco De Narváez y Felipe Solá, en asociación con el partido de Mauricio Macri.

En uno de los sectores, puntualmente el liderado por la ex senadora provincial, ex diputada provincial, ex integrante de la comisión de la Bandera Bonaerense y ex directora de Enlace Parlamentario Bonaerense, María Inés Fernández, afirman que todo está en orden y que su propuesta electoral será la única en las urnas del acuerdo Solá-Macri-De Narváez.

De hecho, esta noche tienen previsto dar a conocer su lista y sus propuestas en un encuentro con los medios de prensa y los militantes. Pero en esa presentación que se llevará a cabo en el restaurante El Colonial, sobresale un detalle no menor: Fernández y los concejales Susana Haurié, Jorge Artero y Pablo Tonini, primer candidato a concejal, invitan a la presentación de la lista Nº 503 "encabezada por Francisco De Narváez". Por ningún lado aparece la denominación de "Unión-PRO".

Con todo, este sector que postula a Pablo Tonini y Andrés Salvatto, ya inició la campaña con volantes domiciliarios y logró, cuando todavía no estaban registradas las listas en la Justicia Electoral, que De Narváez visitara junto a ellos diferentes puntos del partido de Luján como el río y el Parque Industrial Villa Flandria.

Tan cierto como que los integrantes de ese sector jamás militaron ni tuvieron contactos con el macrismo o con el ex gobernador Felipe Solá. Sólo Tonini en los últimos años, luego de borrar de su historial su afinidad política con Aldo Rico, estuvo cercano al diputado De Narváez.

Fernández transitó muchos años en el duhaldismo, después se recostó en el kirchnerismo y al alejarse del gobierno de Graciela Rosso encontró asilo para su sector en las filas de De Narváez.

EN ESPERA

"La verdad es que todavía no sabemos nada. A esta altura, no sabemos qué pensar. No es serio esto que están haciendo", le respondió ayer por la tarde a EL CIVISMO Martín Peredo, quien pretende ser el primer candidato a concejal de una lista local que fusiona a dirigentes del PRO y de la Mesa de Trabajo de Solá.

"El domingo estuvimos con Solá en General Las Heras y nos decía que estaba todo bien. A mí no me consta, pero tampoco me consta lo que dice María Inés Fernández, que asegura que ella tiene todo aprobado", señaló el ex fomentista del barrio La Palomita.

"Nuestros apoderados dicen que la lista está adentro de la Justicia Electoral, pero también nos llega información de que no se permitirán dos listas en los distritos", agregó

Peredo, quien aseguró que "en muchos municipios, algunos con más peso que Luján, hay indefinición".

"Por ahí no nos dejan participar porque saben que le ganamos a unos cuantos. Las propuestas que ofrece Luján son las mismas de siempre", expresó.

Por su parte, María Eugenia Moyano, quien aparecería en la fusión local del PRO y Solá como segunda candidata a concejal, le dijo a este medio que "seguimos en la dulce espera, aunque supuestamente a última hora de hoy (por ayer) los apoderados nos darán una respuesta. En principio, se había informado que tanto nuestra lista como la de Tonini estaban aceptadas".

"El domingo hablamos con Solá y nos dijo que nos quedáramos tranquilos porque la lista estaba adentro", añadió la dirigente del PRO.

- De no ser así, ¿alguien les dijo a ustedes cuál es el impedimento para la aceptación de su lista?, le preguntó EL CIVISMO.

- "Yo creo que el impedimento es María Inés Fernández, que está haciendo una fuerza terrible para evitar que nosotros participemos. Su política en este caso es sucia, porque armó una lista que no tiene dirigentes ni del PRO ni de Solá. Y por eso el nombre que le darían sería Celeste y Blanca, porque no lo consideran una propuesta del PRO ni nada", dijo Moyano.

"Hasta que no tengamos una afirmación concreta, seguimos con los trabajos técnicos y las reuniones con vecinos. No obstante esto, la indefinición es una falta de respeto. Y los marcos electorales se deben respetar. No es posible que se desembarque con plata; pagás y borrás de un puñetazo al resto de los militantes. Eso es un atropello antidemocrático", opinó Moyano.

Comentá la nota