Mientras en Tandil rematan vehículos abandonados, en Bahía Blanca se acumulan

Se espera que la Justicia vaya liberando a cada uno de los vehículos para que sean subastados. Si bien hay algunos que sólo sirven como chatarra, hay otros que podrían ser puestos en la calle nuevamente. La idea sería aprovechar estos últimos para cedérselos a entidades de bien público.
El concejal de la Unión Cívica Radical, Hugo Escribano, informó que días atrás recibió una comunicación donde se le indicó que próximamente podrían salir a remate los vehículos ubicados en el depósito municipal. De esta manera, se liberaría la cava ubicada en Cerro Leones que cuenta en su interior con más de mil rodados, entre autos y motos.

El edil, en diálogo con LA VOZ, mostró su satisfacción porque lleva trabajando en este tema varios años. A tal punto que comenzó a realizar gestiones cuando dicho depósito estaba ubicado al pie del cerro La Movediza. "Para nosotros es un tema muy importante porque con el paso de los años se fueron juntando muchos vehículos y llevarlos a otro lugar sería muy costoso, así que este remate abre un nuevo camino no sólo para juntar fondos sino también para liberar un espacio que suele acumular mucha chatarra", señaló el concejal.

En el depósito están ubicados los rodados que por una causa determinada fueron secuestrados por la Justicia. En una primera instancia, se había indicado que el remate únicamente se podía realizar en Bahía Blanca, ya que así lo indica la Ley. Esto tendría un alto costo ya que habría que destinar una gran cantidad de camiones, y de viajes, para poder transportar tanta cantidad de rodados.

Por todo esto, fue que nunca se llevó a cabo dicho remate en Bahía Blanca y con el tiempo se siguieron acumulando gran cantidad de unidades. Tal es la magnitud de la cifra, que la cantidad de motos ubicadas en ese lugar supera el medio millar.

De todas formas, Hugo Escribano señaló que antes del remate se debe hacer una tarea muy minuciosa, puesto que debe acordarse con la Justicia para arreglar de manera particular la situación de cada unidad para que quede liberada y que luego pueda ser rematada.

Si bien hay unidades que únicamente sirven para chatarra, hay otros rodados que podrían ser puestos en la calle. Respecto a la situación de estos últimos, Hugo Escribano, se pronunció en favor de que sean cedidos a entidades de bien público, que pueden ser gubernamentales o no, para darle un fin que le sea útil a la comunidad.

"Haber recibido esta noticia para mí es muy importante, porque cuando nos dijeron que había que llevar los autos a Bahía Blanca para que sean rematados nos pareció algo imposible, porque prácticamente habría que llenar la ruta de camiones mosquitos para llevar semejante cantidad. Además, ahora los remates se pueden hacer anualmente a medida que la Justicia nos vaya autorizando y, de esa forma, evitar que se siga acumulando tanta chatarra en ese sitio", sostuvo Hugo Escribano.

Por otra parte, el edil señaló que con esta medida también se ayudará a combatir, de cierta manera, el negocio de autopartes robadas porque se va a blanquear el destino que se le da a cada una de ellas.

Comentá la nota