Mientras Stornelli no atiende a Meoni, en Junín la ola delictiva es imparable

El Ministro de Seguridad provincial, Carlos Stornelli, no le concedió audiencia al intendente Mario Meoni y lo derivó al Subsecretario de Seguridad, Carlos Stagnaro. Aseguró a los medios de prensa de Junín. Dijo: "le solicité una audiencia al Ministro de Seguridad para informarle de las necesidades que tenemos en Junín, por la falta de patrulleros y otras muchas cosas más que el Ministerio se había comprometido y todavía no cumplió, pero el Ministro parece que no nos quiere atender porque traslado la solicitud de audiencia al Subsecretario Stagnaro, quien a su vez todavía no nos dio fecha". Meoni además señaló que "con Stagnaro ya hablé varias veces y no hemos podido avanzar en casi nada, por eso le pedimos al ministro que nos atienda".
Mientras tanto la población del partido de Junín, es victima de una grave ola delictiva, cuyas causa no es la falta de recursos –como dice Meoni- sino la corrupción e ineptitud policial. En todas las modalidades se cometieron varios ilicitos en los últimos días.

Tres delincuentes armados asaltaron de mañana, pasadas las 8.30, la sede céntrica de la tarjeta de crédito Avant Card SA, ubicada en Vicente Gandini 30, pleno centro de la ciudad. Entraron, cerraron la puerta y pusieron un cartel que decía "cerrado hasta las 10". Se apoderaron de las pertenencias de tres empleados y 19 mil pesos de la empresa y se dieron a la fuga.

El viernes, un taxista se arrojó del automóvil en marcha cuando lo intentaron asaltar. Roberto Darío Vanella (54) levantó tres jóvenes –uno menor- en la intersección de Paraguay y Uruguay. Le pidieron que los traslade al Bario La Celeste. En Pastor Baumann y vías férreas le piden que doble, y cuando lo amenazan con un revolver 38, el taxista se tiró del automóvil en marcha, y salió corriendo. Uno de los malvivientes le disparó con el arma, pero no resultó lesionado. Le sustrajeron la billetera con 150 pesos y se dieron a la fuga. El vehículo quedó abandonado en el lugar. Otro taxista, Walter César Aranda (28) fue asaltado en Cabrera y Chilavert. Un malviviente con el rostro cubierto por una media de color negra le exigió le entrega del dinero, unos 260 pesos de la recaudación.

Fue asaltado un cajero del autoservicio Lucía, propiedad de Rosario Genovese, ubicado en Italia y Cichero de Junín. Según denunció Rubén Cuadrilatero (24), cuando estaba atendiendo al público, dos delincuentes armados fueron hasta su caja. Le sustrajeron de la registradora entre 200 y 300 pesos, y se dieron a la fuga corriendo.

Motochorros asaltaron a una joven que circulaba en ciclomotor. María Florencia Brandan (23) fue sorprendida en calle Entre Ríos, entre Primera Junta y Necochea. Dos delincuentes armados que circulaban en una moto Zanella la sorprendieron por atrás. Le revisaron el bolso y le sustrajeron 900 pesos en efectivo y un teléfono móvil.

Felisa María del Luján Ivarz (36) denunció que le sustrajeron de su vivienda, en su ausencia, un teléfono móvil, un radiograbador y una billetera con dinero y documentos.

Día a día aumenta la sustracción de ciclomotores. Rubén Omar Hernández (29), denunció que de la calle Solanas 186 le sustrajeron una motocicleta Motomel 110, dominio 111CMD. Por su parte, David Guiñazú (24) denunció que le sustrajeron del patio de su vivienda –ubicada en Entre Ríos 625- una motocicleta Gilera 110 cc, dominio 122EAL y una Zanella 50 cc, propiedad de un amigo.(www.bragado-virtual.com)

Comentá la nota