Mientras el stock bovino de la región y el país decrece, Formosa con su plan sigue registrando aumentos

En el último año el stock bovino argentino habría registrado una caída del orden del 5% con una profundización del fenómeno de la migración de hacienda de las regiones pampeanas hacia las subtropicales y semiáridas.
En tanto, en Formosa la hacienda va experimentando aumentos, que se deben, según el sector ruralista, a políticas provinciales que posibilitaron que el sistema productivo ganadero siga siendo un pilar de la economía de Formosa, con herramientas e infraestructura que impulsan su desarrollo.

Así lo consideró Carlos Montoya, presidente de la Sociedad Rural de Formosa, quien evaluó la situación local como muy venturosa, ya que "no aumentó la cantidad de hacienda por el traslado de animales de otras regiones hacia aquí, sino que el productor local más los inversores que compraron campos en Formosa han tenido las herramientas necesarias para apuntalar su stock de animales", sostuvo.

"Estamos conectados a las fundaciones dedicadas a la vacunación bovina y periódicamente tenemos esta información, de que la hacienda va creciendo", afirmó para añadir "mientras en todo el país se habla del problema con el conflicto del campo y el gobierno, se habla de liquidación de stock, la desaparición del pequeño y mediano productor, en Formosa se avanza merced a políticas consensuadas con áreas del gobierno", significó Montoya.

"Los beneficios que da a la actividad el plan Ganadero provincial, oportunamente consensuado entre la provincia y sociedades rurales, además el establecimiento de herramientas financieras que nos permitieron empezar a trabajar en inversiones intraprediales como aguadas, pastizales, y otros puntos generan mejores condiciones", estimó.

"Hay que tener en cuenta también que el valor de los campos en Formosa ha crecido, en cuanto a su comercialización se están viendo valores que antes ni eran imaginables, lo que habla de una sustancial mejoría en este ámbito", dijo.

Asimismo, Montoya valoró el decisivo aporte de "las obras de infraestructura como caminos, pavimentos, fuentes de energía, manejo de recursos hídricos, todo esto ha motorizado una explotación con desarrollo", señaló el ruralista.

"No podemos escapar a los efectos de la crisis global, pero el diálogo que existe entre el campo y el gobierno formoseño posibilitó políticas de desarrollo que se pueden señalar en cosas como el aporte financiero del fondo fiduciario para la ejecución de los remates, y además se buscan otras alternativas para poder ubicar la producción", sostuvo.

A nivel nacional

Lo que indican las cifras de vacunación contra la aftosa del Senasa, las cuales, si bien no pueden ser tomadas como una referencia exacta, son por el momento la herramienta más fidedigna para seguir la evolución del rodeo bovino argentino.

En la segunda campaña antiaftosa del año 2008 el Senasa registró 57,73 millones de vacunaciones contra 60,70 millones en el mismo período de 2007 (-4,90%) y 61,30 millones en el segundo semestre de 2006 (-5,82%).

De esta manera, a fines del año pasado el stock bovino argentino habría regresado a un nivel similar al presente en 2002, año en el cual la segunda campaña antiaftosa del Senasa registró 57,90 millones de vacunaciones.

"Tenemos que tener en cuenta que cuando finalizó la segunda campaña de vacunación aún la sequía no había concluido con sus estragos, es por eso que las pérdidas serían aún mayores", dijo a Infocampo el asesor ganadero Víctor Tonelli. La mayor caída del stock en términos nominales se registró en la provincia de Buenos Aires, donde en el segundo tramo de 2008 se vacunaron 21,23 millones de cabezas contra 22,43 millones en el segundo semestre de 2007 (-5,3%) y 23,24 millones en la segunda de 2006 (-8,6%).

En el resto de la región pampeana también se registraron caídas significativas: Córdoba con 5,86 millones de cabezas (-7,2% menos que en la segunda vacunación de 2007); Santa Fe con 7,24 millones (-6,6%); La Pampa con 3,84 millones (-6,3%); y Entre Ríos con 4,72 millones (-1,9%).

Como contrapartida, se observaron aumentos en las provincias de Salta con 802.371 vacunaciones (+10,4% que en el segundo semestre de 2007); Santiago del Estero con 1,42 millones (+2,9%); Misiones con 337.699 (+2,5%); Formosa con 1,76 millones (+1,1%); y Chaco con 2,79 millones (+0,6%). En la provincia de Corrientes el stock vacuna se mantuvo prácticamente sin cambios (5,61 millones en el segundo semestre de 2008 versus 5,60 millones en el mismo período de 2007).

La caída del stock y el progresivo desplazamiento de la ganadería hacia regiones extra pampeanas es un fenómeno directamente relacionado con la expansión agrícola, dado que la producción de granos fue priorizada por un número creciente de productores mixtos luego de la falta de incentivos generada por la intervención oficial del mercado de hacienda a partir del año 2006.

Además, el traslado de stock de la región pampeana a las zonas subtropicales no es un proceso lineal, dado que en la primera desaparecen bovinos fundamentalmente de razas británicas, mientras que en el norte los rodeos que se expanden cuentan con un importante componente de sangre índica.

Comentá la nota