Mientras un sector se retiró ayer, la mayoría aborigen sigue en la plaza

Un grupo de 57 campesinos acordó ayer con el gobierno, abandonó la protesta en la plaza y retornó a su lugar de origen. El martes, el gobernador Jorge Capitanich viajará a la zona para sellar un pacto. En tanto que la Unión Campesina, la Corriente Clasista y Combativa, la Comisión Zonal de Tierras y la asociación Cacique Taigoyí ratificaron la continuidad del acampe.
Ayer por la tarde el gobierno confirmó que un sector lo contactó para aceptar la última oferta porque cubre las necesidades más urgentes y porque se agota el tiempo de labranza para siembra.

Se trata de 57 personas de las cuales 43 son productores que trabajan en 150 hectáreas, residen en los parajes de Santa Rita y Santos Lugares y recibirán gasoil, viviendas, semillas, provisión de agua y pago a jornalizados.

Para firmar un acuerdo parcial, se extrajo de la propuesta original lo que correspondía a ese grupo, y para las 15, partieron un colectivo de Desarrollo Social que llevó a los campesinos a su lugar de origen.

El compromiso fija además que el martes 1 Capitanich estará en Santos Lugares para firmar el acuerdo en las condiciones anunciadas: "En terreno".

Sector intransigente

Por otra parte, la mayoría de los manifestantes se mantiene intransigente, dice estar insatisfecha con la última oferta conocida el miércoles por la noche y pide mayores certezas.

Víctor Gómez, de la Comisión Zonal de Tierras, y Mártires López, de la Unión Campesina, ratificaron ayer que las cuatro organizaciones que acampan hace casi 30 días en la plaza 25 de Mayo rechazan el acuerdo.

Mientras analizan los puntos con fechas de entregas de gasoil, semillas, materiales, tractor, bolsones alimentarios y contratos a jornalizados.

Indicó Gómez que "concretamente lo que queremos es seguridad, para que no nos mientan más como en ocasiones anteriores, por ejemplo el tractor lo vimos sí en Pampa del Indio y queremos asegurarnos el combustible y la entrega de semillas, pero la orden de transferencia debe hacerse ya, de inmediato, de lo contrario no sirve ningún acuerdo".

En tanto López agregó que seguirán en la plaza 25 de Mayo porque "no hay cosa segura, los interlocutores cierran las conversaciones", al decir que llegaron hasta un punto y no pueden llegar más allá.

"Creen que estamos jugando y no es así, dicen cualquier cosa y la última palabra la tiene el gobernador, porque los otros funcionarios no tienen poder de decisión", agregó López al confirmar que el acampe sigue.

En tanto, por el gobierno se propuso una mejora a lo ofrecido originalmente. La oferta incluye 40 mil litros de gasoil, 25 toneladas de semillas de algodón, 5 toneladas de semillas para maíz, 1.000 blisters para huertas de un cuarto de hectárea, examen conjunto del poder germinativo de la semilla.

Por su parte, Branco Capitanich dijo que la predisposición al diálogo de la provincia continúa abierta, pero no va a ser eterna. El funcionario descartó que exista intención de dividir a los manifestantes y que la asistencia se va a redireccionar en caso que los manifestantes que aún quedan en el lugar sigan sin aceptar la última propuesta ofrecida.

Comentá la nota