Mientras piensa en la Sudamericana y regula energía, Vélez está puntero

Sin exigirse mucho, el Fortín venció a un desabrido Godoy Cruz por 2-0 en Liniers y sigue firme; el jueves, el desquite con Liga, en Quito
¡Que este jueves cueste lo que cueste, que este jueves tenemos que ganaaar...!", bramaban, entre contentos y esperanzados, sus hinchas. Más en los números que en la estética, Vélez está entregándoles un motivo de entusiasmo, con su encumbramiento en el Apertura y su camino a la Copa Sudamericana.

Ya los simpatizantes pensaban en Liga Deportiva Universitaria, que recibirá al Fortín en Quito dentro de cuatro días, con el pase a una semifinal en juego, tras el 1-1 de Liniers. El público velezano miraba adelante porque, entre otras cosas, no daba para festejar mucho el burocrático 2-0 a Godoy Cruz, inaugural de la 12ª fecha del torneo local, aunque con el posterior empate de San Lorenzo, le permitió llegar a la punta. Casi un triunfo de trámite, ante este equipo mendocino poco semejante al de la temporada anterior, ése que atacaba en toda cancha y toda circunstancia.

Ayer fue inoperante, salvo en un rato de cada etapa, al final. Vélez lo dominó con autoridad de campeón en el comienzo, en 20 minutos de presencia, velocidad, cuidado de pelota y ofensividad, aunque le faltó precisión en el último cuarto de cancha, donde los espacios se empequeñecen y los rivales se amuchan. Un buen desborde de Rolando Zárate por la izquierda devino centro y Fabián Cubero, de aire, sorprendió a un estático Nelson Ibáñez. Ventaja para Vélez, y Godoy Cruz necesitado de buscar.

Pero si atacar fue obligación, el visitante fue irresponsable. No cumplió con su misión ni con esa identidad que le había insuflado su director técnico en la 2008/2009. Vegetó y sólo en los últimos diez minutos previos al descanso tuvo la pelota. Sin dañar, por supuesto. Y por gentileza de los dirigidos por Ricardo Gareca, que dejaron hacer.

Y que volvieron a golpear al inicio del segundo período. El ingresado Leandro Torres, que luego jugó bien, cometió un error garrafal al habilitar a Zárate casi en la medialuna propia; respondió espectacularmente Ibáñez. Enseguida, Cubero ensayó un centro que salió hacia el arco y el Nº 1, tras dudar, rechazó la pelota. La tomó Somoza, pateó desde lejos algo bombeado y superó el fallido manotazo de un Ibáñez funcional a la causa velezana.

Listo. Lo demás, para el Fortín, consistió en piloto automático: algún cabezazo peligroso (Jonatan Cristaldo), algún pequeño susto por un remate ajeno (Matías Jara). Punto. Godoy Cruz, que con el 0-2 se percató de que podía poseer el balón y no revolearlo casi siempre, fue impotente, y Vélez, gastando un mínimo de recursos, se llevó tres puntos dorados para avanzar en el Apertura.

"Mantenemos un estilo de juego, pero los resultados no se nos dan por mala suerte", opinó Diego Cocca, el entrenador visitante, que no acertó con el equipo ni con su análisis del presente del Tomba. "Nos sentimos recuperados y vamos a llegar con todo al partido con Liga", destacó Gareca. Su Vélez tiene visión bifocal y quiere desmitificar aquello de que un plantel no puede conquistar dos competencias simultáneas.

5 partidos jugaron en su historial Vélez y Godoy Cruz, y siempre ganó el Fortín, con 13 tantos en favor y 1 en contra.

EL DATO

Cubero fue amonestado y no estará ante Estudiantes

El volante fue amonestado por 5ª vez en el Apertura y no podrá jugar el domingo el importante partido con Estudiantes, de la 13era fecha.

LO BUENO

El campo de juego siempre da las mejores respuestas

Hace una semana, horas después del recital de Charly García, el piso de Vélez dio muestras de su calidad; ayer, con la lluvia, respondió otra vez.

LOS NUMEROS

El Tomba se acerca a los puestos de la promoción

Godoy Cruz perdió por 6ª ocasión en el torneo y cae en los promedios; ahora con 1,18, está a apenas dos lugares de la promoción.

Comentá la nota