Mientras Nacha piensa en "educar para la paz", otros trabajan para que no asuma.

La diputada oficialista electa Clotilde Acosta, más conocida por su nombre artístico, Nacha Guevara, ya trabaja en los proyectos que presentará en la Cámara de Diputados una vez que haya asumido su banca, el 10 de diciembre.
Según informó su vocera a PERFIL, Nacha está trabajando en "temas que le son sensibles", como una ley de jubilación para los actores; talleres de capacitación docente para la recuperación de valores y educación para la paz; y un proyecto de trenes culturales para el Bicentenario.

La actriz ya mantuvo encuentros con el ministro de Educación bonaerense, Mario Oporto, en el marco de unos talleres de capacitación docente que tuvieron lugar en la sede de esa cartera, en La Plata; y se reunió con el ministro de Salud bonaerense, Claudio Zin, con quien prepara un proyecto de ley de ayuda a los celíacos carenciados.

"Nacha no está dando notas", señaló su vocera ante el pedido de PERFIL. Y agregó: "Me dijo que quiere hablar a través de sus acciones".

Sin embargo, el martes último, en declaraciones radiales, la diputada electa por el Frente Justicialista para la Victoria llamó al matrimonio Kirchner a "escuchar más", lo que desató la furia de los kirchneristas de paladar negro, que le facturan a la actriz no haber hecho campaña y no haber asumido los costos de la derrota.

"No militó, no sumó, y encima hace cuestionamientos", se despachó un secretario de Estado con llegada a la Quinta de Olivos. Es que en el kirchnerismo más ortodoxo hay un sector que, tras las polémicas declaraciones de Nacha, quiere "forzar" a Néstor Kirchner para que la diputada electa finalmente no asuma su banca.

El argumento más fuerte que exponen aquellos que no quieren a Nacha en el bloque oficialista de Diputados es que "la banca le pertenece al partido" y que, en este sentido, en lugar de la actriz podría asumir un "cuadro" político.

"Nacha no sumó ni restó, pero no restar en esta elección era demasiado", se sinceró una alta fuente del gobierno bonaerense.

En sus declaraciones, Nacha consideró que la Casa Rosada enfrenta el "desgaste natural del poder" y las consecuencias de "errores" cometidos, y aunque elogió a la presidenta Cristina Fernández, y a su esposo, el ex mandatario Néstor Kirchner, instó a ambos a "no desconectarse de las bases" y a "escuchar con el corazón", porque –según dijo– se gobierna de "abajo para arriba".

PERFIL intentó hablar con Nacha pero la respuesta fue siempre negativa. "Quizás está esperando a tener algo para decir", se sinceró su vocera.

Comentá la nota