Mientras EE.UU. inicia la nacionalización parcial en bancos, no cede el temor en las bolsas

El Tesoro comienza la compra de acciones por US$ 125.000 millones en nueve entidades; un buen dato sobre viviendas y la posibilidad de que el BCE rebaje su tasa, no borran el miedo a la recesión en Wall Street y Europa
Mientras el fantasma de la recesión volvía a recorrer las bolsas del mundo, una batería de medidas anunciadas en los Estados Unidos y Europa, y la publicación de un dato positivo sobre el vapuleado sector de viviendas volvían a hundir en volatilidad a Wall Street.

El Departamento del Tesoro anunció hoy que firmó acuerdos con nueve bancos e iniciará esta semana la compra, por unos US$ 125.000 millones, de acciones en las instituciones privadas. El subsecretario del Tesoro, David Nason, dijo que los acuerdos se firmaron anoche.

Por otro lado, el titular del BCE, Jean Claude Trichet señaló que la inflación en la zona euro se "podrá mantener estable por algún tiempo" y "se moderará en 2009" gracias a las caídas recientes de las materias primas junto con el "debilitamiento importante de la demanda" de los últimos meses.

Los riesgos al alza de los precios de consumo "han disminuido" y es probable que haya una "nueva caída" de dichos riesgos de aquí a que se reúna el próximo 6 de noviembre el Consejo de Gobierno del BCE, subrayó Trichet, quien por eso vio "posible" que para entonces se decida una nueva bajada de las tasas de interés.

En tanto, las ventas de casas nuevas en Estados Unidos subieron un 2,7% en septiembre, superando las previsiones del mercado. Estas se elevaron a una tasa anual de 464.000 unidades desde una tasa revisada de 452.000 unidades en agosto, dijo el Departamento de Comercio.

Los mercados. En ese escenario, Wall Street abrió con caídas pero revirtió su tendencia y ahora opera sumida en extrema volatilidad. El Dow Jones gana un 1,24%, mientras el S&P 500 avanza un 0,36% y el Nasdaq pierde un 0,05%.

Las principales bolsas europeas mostraron pérdidas en el cierre, aunque redujeron fuertemente sus caídas iniciales. El índice FTSE de la Bolsa de Londres cayó 0,96%, mientras que el índice CAC 40 de la Bolsa de París bajó un 3,96%.

Por su parte, el índice Dax de la Bolsa de Francfort, principal indicador de la zona euro, mostró una baja de 0,22%. El índice Ibex-35 de la Bolsa de Madrid cayó un 4,11%.

En tanto, en Asia los mercados no se mantuvieron al margen de los desplomes generalizados y sufrieron fuertes pérdidas. La Bolsa de Shanghai terminó su sesión con una caída del 6,32%, mientras que en la Bolsa de Japón, el Nikkei perdió un 6,35%, su nivel más bajo desde octubre de 1982. La plaza de Hong Kong cerró con una brutal caída del 12,2%.

En tanto, los bancos centrales de todo el mundo se preparan para lanzar nuevas medidas coordinadas de emergencia para intentar frenar el pánico que se apoderó de los mercados, que podría agravarse aún más ante el anuncio de numerosos índices macroeconómicos que confirmarían que el mundo se dirige hacia una profunda recesión.

Entre otras medidas, se prevé que la Reserva Federal norteamericana reducirá fuertemente la tasa de interés pasado mañana, de cara a la creciente inestabilidad que afectó al país y a las economías desarrolladas de Europa, así como a los mercados emergentes de Asia y América latina.

Comentá la nota