Mientras el Dique creció unos 60 centímetros, ahora advierten sobre turbidez en el agua

Los 129 milímetros que cayeron entre el viernes y el sábado en la zona del Dique Paso Piedras le darán respiro a la crisis hídrica que soporta nuestra ciudad y Punta Alta. A pesar que la Autoridad del Agua todavía no dio a conocer la cota actual del embalse, se supo que crecería alrededor de 60 centímetros.
La situación se retrotraería a octubre pasado. Con el aporte del agua que cayó en la sierras, que descendió por el Sauce Grande y el Arroyo Divisorio, se habrían ganaron unos dos meses a la cruel sequía que mantiene a nuestra ciudad con una baja presión de agua en varios barrios.

A pesar de la grata noticia de la lluvia caída, la empresa Absa informó ayer que "como consecuencia de las copiosas lluvias caídas en las últimas horas en la cuenca de aporte del embalse Paso de las Piedras, se ha producido un incremento en la turbiedad del agua".

La empresa prestataria afirma que "la situación es producto de la abundante presencia de sólidos en suspensión, que dificulta los procesos de potabilización, en especial en la Planta Patagonia. Tales condiciones, generalmente permanecen durante varios días, para luego ir normalizándose paulatinamente. Durante este período podrá observarse un incremento en la turbiedad del agua potable sin que esto implique riesgos para la salud".

Asimismo se Absa informó que "la calidad bacteriológica del agua está garantizada, es decir, es perfectamente potable, mientras que el aspecto del líquido irá normalizándose progresivamente".

Comentá la nota