Mientras diferentes sectores políticos de la Argentina "dialogan" para salir de la crisis, los diputados provinciales no atienden la problemática provincial

Diferentes sectores laborales, como ser empleados estatales, comerciales, productores rurales e industriales se encuentran atravesando por una difícil situación laboral y económica, por lo cual vienen golpeando puertas de diferentes oficinas gubernamentales para poder salir de esta crisis, pero reciben en forma unánime un silencio total.
Frente a este contexto, y al no encontrar respuestas de lo legisladores provinciales –más aún del oficialismo, porque algunos de la oposición han escuchado los reclamos de los docentes- desde la Cámara de Comercio o los familiares de los policías, han sido atendidos por legisladores de otras provincias, manifestando que recibieron una total desatención hacia los problemas de la ciudadanía formoseña por parte de los diputados provinciales.

Mientras el país se llama al diálogo para salir de la crisis, los diputados provinciales que ocupan las bancas de la Legislatura provincial sólo harían caso omiso a los diferentes problemas que se presentan, como ser: Bajos salarios, educación, salud, escasez de fuentes laborales, reducción impositiva para los comerciantes del NEA, Gasoducto NEA, reclamos de los familiares de los policías, reclamos de los empleados de EDEFOR, reclamos de los docentes y otros casos, por lo cual, varios de estos grupos han tenido que recurrir "lamentablemente" a los legisladores de otras provincias como si en su propia ciudad no existiesen "legisladores".

Realidad formoseña

Para enumerar algunos de los casos se expresa: Los comerciantes vienen pidiendo a "gritos" desde hace varios meses un diálogo con el Gobierno provincial, los cuales no habrían sido escuchados por los diputados provinciales.

Los docentes convocan cientos de trabajadores en sus multitudinarias marchas reclamando mejoras en la de liquidación de sueldos y aumentos salariales, sobre esto: los legisladores formoseños no se pronuncian al respecto –sin embargo fueron atendidos por diputados de la oposición-.

Por otra parte, familiares de policías reclaman desde antes de las elecciones legislativas mejores condiciones laborales para ese sector, teniendo además graves desatenciones por parte de la mutual, y los legisladores oficialistas no los escucharon –los de la oposición si-.

Como muchos se preguntan, ¿no sería todo esto un hermetismo y un desinterés total sobre la realidad de los ciudadanos formoseños?.

Como bien dijo un referente del sector comercial, "Gobiernan de espaldas al pueblo", por lo cual, en el reciento de la legislatura no habría un fiel reflejo de lo que se vive en las calles formoseña.

Nivel nación

Más aún se presentaría desacertada la actitud de los legisladores formoseños porque desde el Gobierno nacional -y a pedido de la propia presidenta- se llamó al "diálogo" a los diferentes sectores políticos y sociales, situación que se cumple en provincias cercanas como Corrientes o Chaco (trabajando los legisladores de las mismas aún más porque además de atender los problemas de sus respectivas provincias también atienden las problemáticas de los formoseños, por no hacerlo así quienes fueron elegidos por la voluntad popular.

Dando como ejemplo el caso del costeo de pasajes a los familiares de los policías para viajar hacia Buenos Aires, lugar donde expondrán sus problemas).

En todo el país se dialoga, y quienes conforman el "parlamento"- órgano compuesto por los representantes elegidos por el pueblo que tiene atribuida la misión principal de expresar la voluntad de éste- formoseño no lo hacen así en referencia a la realidad social, comercial y educativa de los ciudadanos que representan.

Por lo cual, este lamentable contexto no sólo impide el diálogo, el debate y el consenso, sino que además deja trunco cualquier tipo de evolución como provincia y sociedad.

Comentá la nota