Mientras crece el malestar, Miguens dijo que el campo está peor que al inicio del conflicto

Las entidades rurales y los autoconvocados inician nuevas asambleas en todo el país; la Comisión de Enlace se reunirá mañana; De Angeli afirmó que no habrá cortes para no molestar a los turistas
El campo se prepara para iniciar a partir de hoy un año de nuevas protestas. Por eso, el sector, se reunirá en toda la pampa húmeda, desde Villaguay, Entre Ríos, hasta General Acha, La Pampa, pasando por los principales enclaves rurales de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires.

En tanto, desde mañana los integrantes de la Comisión de Enlace se encontrarán en Buenos Aires para analizar el panorama político y económico, además de empezar a delinear la nueva estrategia que aplicará el campo.

La Federación Agraria de Entre Ríos realizará esta noche una asamblea para decidir medidas de protesta contra la crisis en el campo, pero se ratificó que están descartados los cortes de ruta para no perjudicar a los turistas, informó hoy el titular de esa corporación, Alfredo de Angeli.

"Tenemos un problema de sequía muy grande en Entre Ríos y le pediremos al gobernador que declare zona de desastre", indicó el dirigente.

De Angeli, en diálogo con radio Mitre, volvió a sostener que actualmente la política agropecuaria "la maneja el secretario de Comercio Interior", Guillermo Moreno, pues el titular de la secretaría de Agricultura, Alberto Cheppi, "no tiene poder de decisión".

El ex titular de la Sociedad Rural, Luciano Miguens, sostuvo hoy que si bien en el verano se planteó "una tregua" en las protestas por la crisis en el campo, "no cabe ninguna duda" que los reclamos van a seguir porque "se está peor que en el momento en que comenzó el conflicto", en marzo del año pasado.

El dirigente ruralista insistió en que las medidas anunciadas recientemente por el Gobierno para el campo "no tienen nada que ver con las necesidades del sector".

Miguens reconoció que hay reclamos en distintos sectores y regiones porque la crisis se agravó con la larga sequía, y añadió, en diálogo con radio Diez, que "es increíble que el Gobierno no esté tomando a este sector como el que apuntala y motoriza toda la economía, sobre todo en momentos como el de la crisis" mundial actual.

Las preocupaciones del sector pueden resumirse en tres puntos:

- La crisis de la ganadería y la lechería, con exportaciones restringidas y precios internos de los animales vivos y de la leche históricamente bajos.

- El precio doméstico del trigo que, por la intervención de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), por cuarto año consecutivo no refleja los valores internacionales.

- La presión fiscal de las retenciones a las exportaciones, que no acompañaron la baja generalizada de los valores de los granos.

El fin de la tregua. El campo vuelve a movilizarse tras una tregua informal que se estableció luego de los anuncios presidenciales sobre las reducciones en las retenciones a las exportaciones de trigo y de maíz, que exceptuaron a la soja y al girasol. En ese momento, algunos chacareros intentaron salir a la ruta para movilizarse. Sin embargo, Alfredo de Angeli los aplacó con el planteo de una dejar la movilización hasta que terminaran las Fiestas.

Participación electoral. A partir de la consolidación de la lucha, desde el agro se madura la idea de intervenir con candidatos propios en las próximas elecciones.

Entre los nombres, se baraja la postulación del titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi. Sin embargo, otros de los dirigentes aún dudan. Estos son los casos del ex presidente de la Sociedad Rural, Luciano Miguens, y del actual presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías, cuyo mandato al frente de esa entidad vence en septiembre.

Comentá la nota