Mientras crece la desconfianza, el dólar no encuentra su techo y subió cinco centavos, a $ 3,36

La divisa estadounidense se encareció doce centavos desde que la Presidenta anunció la estatización del sistema privado de capitalización; subió 28 centavos desde la caída de Lehman Brothers; ayer el BCRA no intervino en el mercado cambiario; la bolsa porteña cae un 1,17%
En medio de la crisis de confianza por la decisión inconsulta de estatizar el sistema de capitalización jubilatoria y mientras continúa la incertidumbre internacional, los mercados locales volvieron hoy a darle la espalda al Gobierno.

Lo más impactante fue la disparada del dólar en el mercado cambiario. La moneda estadounidense volvió a dispararse hoy en las principales casas de cambio y bancos de la city porteña. Avanzó tres centavos y cotizó a $ 3,36 en promedio para la venta.

Desde que la Presidenta hizo el anuncio de la eliminación de las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJP), y en medio de los pedidos de los industriales por la devaluación del peso, el dólar se encareció doce centavos.

Por otro lado, desde que se profundizó la crisis financiera internacional, a mediados del mes pasado, con la caída del banco de inversión Lehman Brothers, la divisa extranjera se encareció 28 centavos (el 12 de septiembre cotizaba a $ 3,08 según el Banco Central), un 8,44%.

En tanto, tras subir un 1,65% en la apertura impulsada por los buenos resultados de Wall Street y las plazas europeas, y además por los excelentes precios de algunos activos tras varias jornadas de pérdidas, el Merval caía 1,17%.

Tras la suba de un centavo ayer, el precio nominal del billete había retornado a los niveles que mostraba a fines de enero de 2003, es decir, el momento en el que la Argentina empezaba a dejar atrás lo peor de la crisis de 2001.

Ayer, el Banco Central (BCRA) decidió no intervenir en el mercado y dejó que la continua demanda de inversores desconfiados y en busca de refugio encareciera la moneda, tal como vienen exigiendo los industriales.

Comentá la nota