Mientras el Chaco espera el nuevo radar, Brasil refuerza su red de control aéreo

Mientras que todo el nordeste argentino, incluido el Chaco, espera que el gobierno nacional provea de nuevos radares para controlar los vuelos ilegales que ingresan a la región desde Paraguay transportando contrabando y drogas, Brasil ya reforzó el cuidado de sus áreas fronterizas con un sofisticado avión que no necesita llevar a bordo una tripulación que lo pilotee, sino que es manejado desde tierra.
Esa una aeronave de fabricación israelí que fue adquirida por el gobierno de Lula Da Silva para la Policía Federal de Brasil. Un VANT (Vehículo Aéreo No Tripulado), que tiene unos diez metros de longitud y está equipado con cámaras especiales para operar en cualquier condición.

Control remoto

La máquina, diseñada y fabricada por Israel, tiene una autonomía de vuelo de 20 horas y es controlada en forma remota. Según informó el gobierno brasileño, el avión será empleado para monitorear el contrabando de drogas y armas en lugares ‘sensibles’ como la Triple Frontera compartida con Argentina y Paraguay.

La Federal empezó a testear el primer aparato esta semana y comunicó que se comprarían 3 de esos aviones comandados desde tierra. De acuerdo con el diario Estado de Sao Paulo, el equipo ya fue utilizado con éxito por Israel para inspeccionar la frontera de Gaza.

Según un enviado especial a la región, varios de esos VANT fueron incluso utilizados por los israelíes en ‘misiones suicidas’, en las que los aviones se destruían contra objetivos militares para hacer estallar las cargas explosivas que llevaban a territorio palestino.

En un comunicado de la Federal brasileña, la institución indicó que la prioridad es la Triple Frontera. Sostuvo que desde hace un tiempo han reforzado los controles, del lado brasileño, con aumento de recursos humanos y materiales para ‘enfrentar en forma más efectiva’ al delito organizado.

Presión a la Argentina

"Una hipótesis de por qué Brasil optó por equiparse para el control de esa área fronteriza es que, desde hace tiempo, la misma está bajo la mira de los Estados Unidos", dice un artículo publicado sobre el tema por el diario Clarín.

La nota recuerda que el gobierno de George W. Bush insistió varias veces que allí había ‘actividades de grupos terroristas islámicos’. "De esta manera, la vigilancia quedaría dentro de la región. Pero en el caso de Argentina, y probablemente también de Paraguay, no deja de tener cierto aroma a coacción", agrega el texto.

De acuerdo con el diario Estado de Sao Paulo, el equipo también se utilizará en las fronteras con Colombia, Bolivia, Perú y Paraguay. En los cuatro casos se considera que hay ‘un territorio libre para el tráfico de drogas y armas’ además de contrabando en general.

El avión no tripulado alcanza gran altura, pero aun así sus potentes cámaras permiten visualizar el movimiento de vehículos y hasta de personas. El comisario Alessandro Moretti declaró: "Podremos llegar a lugares que hoy son inalcanzables. Y lo haremos sin riesgo de ser impactados" por armas antiaéreas.

La sigla del vehículo en inglés es UAV: Unmanned Aerial Vehicle; en español es VANT. En general son utilizados para misiones imposibles para aviones con tripulación. Se trata de aquellas tareas de espionaje peligrosas o actividades ‘sucias’.

En el Chaco, mientras tanto, la RANE (base de la Fuerza Aérea en la región) sigue esperando que llegue el nuevo radar que reemplazará al que actualmente se utiliza para detectar vuelos clandestinos, un equipo de más de 30 años de antigüedad que además funciona sólo unas pocas horas al día, por limitaciones presupuestarias.

Comentá la nota