Miembros del FAS denunciaron que el Colegio de Médicos está en déficit.

Planteos. Autoridades de la FAS aportaron documentos que prueban su independencia para manejar fondos. Denunciaron que el Colegio de Médicos está en déficit y que utilizaría indebidamente el dinero del fondo para cerrar los números.
La interna desatada entre el Colegio de Médicos y el Fondo de Asistencia Solidaria (FAS), que funciona dentro de dicha institución, cobró mayor vigor en la jornada de ayer, luego de que se volviera a impedir la entrada de una empleada del FAS en las instalaciones del Colegio, donde se encuentran sus oficinas. Un grupo de dirigentes de la institución recurrió entonces a la prensa para cargar contra los dichos del presidente del Colegio, José Benjamín Coria, quien había dicho que el dinero del FAS es administrado por una subcomisión de la institución madre. Los doctores Luis Sayago, tesorero del FAS, y Nicolás Leiva, secretario, dijeron ayer que “hay una campaña de desinformación” por parte del Colegio, y que este se encuentra en déficit.

El doctor Leiva señaló que “hay una campaña de desinformación y de mentira”, y que el FAS tiene autoridad “para designar el personal y autarquía para manejar los fondos, que son un botín muy importante”. Señaló que, si bien los gastos del Colegio de Médicos dan superávit, los gastos de Sipreco, el Club de Médicos, y la farmacia inclinan la balanza negativamente. “Los balances del Colegio de Médicos dan siempre superávit, porque están haciendo figurar el dinero nuestro, que es el que nos están debiendo”, dijo Leiva, y sentenció que “ellos están dando pérdida sistemáticamente”.

Estatuto

Por su parte, el doctor Luis Sayago, remarcó los artículos del estatuto que dan prueba de la autarquía del FAS. El artículo 59 dice que “la comisión directiva del Colegio de Médicos, a través de la Secretaría de Hacienda tiene el derecho de controlar o supervisar el funcionamiento del FAS”, y el 60 establece que “el Colegio de Médicos reconoce la completa autonomía del FAS, en cuanto atañe al capital y los bienes de la entidad, de los que no podrá disponer bajo ningún concepto o circunstancia alguna”.

Finalmente, destacó el artículo 34, inciso e), en el que se otorga al FAS el derecho de “nombrar a los empleados que considere necesarios y fijar los sueldos según la legislación vigente”.

Ante la tensión que se ha generado entre las dos instituciones, desde la FAS sostuvieron que “se intentará seguir trabajando de la manera que se ha venido haciendo”, pero advirtieron que “dadas las circunstancias, va a ser una situación muy difícil”.

Una de las próximas medidas que se tomará desde la FAS, sería la de solicitar una auditoría externa, para controlar el movimiento de los fondos del Colegio de Médicos.

El Colegio de Médicos se encuentra próximo a renovar sus autoridades. Según está establecido, en el plazo de noventa días luego del 28 de febrero deben realizarse las elecciones para elegir los cargos de cuatro miembros de la comisión directiva, incluido el presidente de la institución.

Comentá la nota