POR MIEDO A LA GRIPE A Comenzaron las vacaciones pero los cines siguen desolados

Con la esperanza de que la gente deje de lado el miedo al contagio de la gripe A, los empleados de las salas de cine de la región anhelan recuperarse económicamente en las vacaciones de invierno que comenzaron ayer. No obstante, reconocieron que "las salas están casi vacías a pesar de la gran cantidad de películas que se estrenaron esta semana". "Tomamos las medidas de prevención necesarias para funcionar pero hay muchos que todavía no se animan a venir", reconocieron.

Comenzaron oficialmente las vacaciones de invierno aunque no lo parezca. Es que los cines, los shoppings y los teatros están casi desiertos dado que muchos vecinos de la región optaron por resguardarse en sus casas por miedo a contraer el virus de la gripe A N1H1.

Para esta época se estrenan muchas películas destinadas al público infantil y este año no fue la excepción. Sin embargo, la concurrencia descendió notablemente y los empleados de las boleterías aseguraron que "jamás ocurrió un fenómeno así" para la temporada.

En diálogo con Info Región, Aldo, empleado del cine de Monte Grande explicó "las ventas vienen muy mal" aunque se mostró esperanzado en que "en los próximos días se vendan más entradas".

"Hay muy buenas películas para chicos en pantalla (como la "Era del Hielo 3") pero en la sala hay apenas 40 personas, lo que demuestra que la gente todavía tiene miedo a salir por la gripe A", resaltó el empleado del cine ubicado en Mariano Acosta 58.

Además, destacó que allí "se toman todas las medidas necesarias" para evitar el contagio del virus. "En los baños hay alcohol en gel, ubicamos a los clientes en forma espaciada, dejando dos butacas de por medio, y limpiamos constantemente cada rincón de la sala", detalló.

Históricamente, julio es "el mes del año" para la industria cinematográfica destinada a los más pequeños. Pero la realidad marca que la venta de entradas en lo que va del mes es muy similar o menor al de un mes de calendario con baja convocatoria.

Esto también quedó evidenciado en todo el país para los filmes que ya estaban en cartelera, como La era del hielo 3, Transformers 2 y Up, una aventura en la altura, que disminuyeron la cantidad de espectadores con respecto a la primera semana del mes.

Por su parte, desde la cadena Hoyts General de Temperley señalaron que "el año pasado para esta fecha se agregaban funciones adicionales" pero que ahora trabajan "con la mitad de la capacidad para espectadores".

Como consecuencia de ello, en el país se retrasaron por lo menos cuatro estrenos. Una de las películas postergadas fue Harry Potter y el misterio del príncipe, cuya fecha original (el 15) de estreno se reprogramó para el 23 de julio.

Como contrapartida, y para acentuar el problema de la baja en los espectadores de cine, se ha incrementado el consumo de películas en DVD, tanto en alquileres como en compras, tal como adelantó Escenario el sábado pasado.

Por ahora las puertas de los cines locales siguen abiertas, pese a la restricción oficial del ingreso a menores de 18 años y a la venta limitada de entradas para dejar una butaca libre entre espectadores y evitar el contagio de influenza A.

Comentá la nota