Miedo al despido: se duplicó en los bancos la venta de seguros de desempleo

Desde las entidades reconocen que se duplicó la colocación de pólizas y que están reforzando la oferta del producto. Hoy, los montos y plazos de cobertura son marginales. Sin embargo, se presenta como un buen negocio, ya que admiten que los índices de siniestralidad son muy bajos todavía
Desde fines del año pasado que los trabajadores en relación de dependencia sienten un escalofrío cada vez que hay junta en la cúpula ejecutiva de las empresas a las que pertenecen. En lo que va del año, la sensación se repite: un escalofrío recorre la espina dorsal de cualquiera que tenga empleo y quiera conservarlo. Entre enero y marzo, una cantidad importante de compañías –en particular las relacionadas con el consumo masivo– desvincularon a un número opulento de su personal. En muchos de los casos, no hubo aviso previo, sino que los afectados se enteraban de su desesperante situación el mismo día al llegar a su escritorio y encontrarse con un sobrio mail: "gracias por los servicios prestados, pero ya no dispondremos del mismo".

Teniendo en cuento este contexto y que hoy el estar excento no existe, sobre todo con un horizonte poco previsible en materia económica, es que muchos argentinos están decidiendo cubrirse ante un eventual despido laboral. En esta línea, en los bancos se ha disparado la venta de pólizas contra el desempleo. En varias entidades reconocieron que se ha duplicado la colocación en el primer trimestre del año comparado con el mismo período del año anterior. Desde el último trimestre de 2008 que las entidades financieras, previendo el escenario, comenzaron a reestructurar el producto e incluso aquellas que no lo ofrecían, lo lanzaron al mercado. Sin embargo, frente a las actuales cifras de ventas, los departamentos de marketing están analizando modificaciones en condiciones y canales de venta.

Una de las ideas se centra en extender la cobertura a más productos bancarios. Hasta el momento la mayoría de las entidades ofrece cobertura sólo para el saldo en las tarjetas de crédito y por un monto y lapso bastante marginales.

En construcción

Por lo general, en el caso de los plásticos, lso bancos garantizan un tope de $ 500 del saldo durante 6 meses desde que se efectúa el despido. En el Comafi, por ejemplo, también se ofrece el producto en forma independiente, bajo la forma de un plan de cuotas fijas. "Seguramente ya este mes ampliemos el tope e incrementemos las cuotas hasta los $ 700 y $ 750", manifestó Juliana Vázquez Córdoba, jefa del producto del banco, donde esta línea creció un 58% en abril comparado con el mismo período del 2008.

En otra entidad de primera línea admitieron que multiplicaron el personal para la comercialización de este tipo de pólizas. "En el primer trimestre del año colocamos cerca de 2.400 seguros mensuales. El doble del año anterior", reveló el encargado del segmento. "Se observa un incremento en la demanda a partir de noviembre 2008. Creemos que seguirá aumentando, ya que observamos que se está ampliando la aceptación del producto en los clientes; tal vez se deba a una mayor percepción del problema del desempleo para ellos", agregó. Otros bancos como el Santander Río y el Standard Bank están reestructurando el producto. Gastón Bunge, responsable del sector de la segunda entidad, señaló que "la cartera es poco significativa pero que próximamente se mejorará la oferta que hasta ahora cubre sólo el saldo de tarjetas de crédito en seis pagos mínimos. Buscamos extenderlo a otros productos crediticios". En el BBVA Banco Francés, revelaron que "el total de su cartera es de 210.000 clientes con seguro de desempleo y desde enero se ha incrementado en un 10%". La mayoría de las entidades terciarizan el servicio. Las aseguradoras más populares son Assurant y Cardif. Hoy, lo atractivo del negocio, más allá del aumento de la demanda, es que los índices de siniestralidad son bajos todavía. "La mayoría de los empleadores llegan a acuerdos con sus empleados para desvincularlos. Con lo cual es baja la probabilidad de que los seguros se activen, porque para que haya despido tienen que darse una serie de condiciones", comentó una fuente. Con todo, las cifras hablan. Varias consultoras privadas estiman que la tasa de desempleo volverá a tocar los dos dígitos antes de fin de año.

Comentá la nota