Micros: habría una tarjeta recargable para pagar el boleto

Concejales y miembros del Ejecutivo municipal llevaron adelante hoy una reunión en la que trataron la creación de la empresa público-privada que se hará cargo del nuevo sistema de pago del transporte urbano de pasajeros mediante la utilización de tarjetas recargables de aproximación.
Según el proyecto, la firma llevará el nombre de Bahía Blanca SAPEM (Sociedades Anónimas con Participación Estatal Mayoritaria), puesto que el municipio se reserva el 51 por ciento de las acciones, las cuales son intransferibles y se las denomina de clase A.

El 45 por ciento de los títulos también será para la comuna, pero podrá transferirlo parcial o totalmente a terceros u a otros accionistas conforme a las condiciones que se dispongan en cada oportunidad (clase B).

En representación de la comuna estuvo Andrés Ombrosi, subsecretario de Coordinación; Ramiro Villalba, asesor de Economía; y Eugenia Tela, asesora de Legal y Técnica.

El encuentro posibilitó que varios funcionarios pudieran explicarles a los concejales los detalles de la composición de empresas mixtas entre el capital estatal municipal y el capital privado. En estas empresas, el Estado posee el 51% de las acciones, lo cual le otorga el control”, explicó Alejandro Curino, vicepresidente 1º a cargo de la presidencia del Concejo Deliberante.

En principio, indicó el edil, “el Ejecutivo había solicitado un permiso de una vez y para siempre, por lo que el Concejo Deliberante debía otorgarle el permiso para formar todas las empresas mixtas que quisiera con los diferentes objetos de esas empresas mixtas. En este sentido, la totalidad de los bloques manifestaron que era mejor limitar el objetivo de estas empresas, ahora, a lo más urgente, que es el sistema de cobro del transporte público de pasajeros”.

“Esta empresa, va a manejar el cobro del pasaje siempre dentro de lo que establece el pliego licitatorio, que es la tarjeta recargable. No tiene esta empresa la capacidad de establecer el sistema de cobro, sino que debe ajustarse a lo que el pliego dice y debe manejar el sistema de tarjeta recargable”, destacó.

“Lo que me parece a mi una lástima, y esto en lo personal, es que este mismo sistema no se haya aplicado a todo el sistema de transporte, que bien podría haber sido gestionado a través de una empresa mixta de este tipo, y el correspondiente a la recolección de residuos, sin ninguna necesidad de ir en contra del capital privado, estas empresas podrían haber formado parte de una empresa mixta junto al municipio, y en la que éste tuviera el control”, terminó diciendo.

Comentá la nota