Micros: La desaparición de las empresas locales

Como es sabido, el próximo lunes el intendente Cristian Breitenstein definirá la adjudicación de los cuatro combos de líneas del nuevo modelo prestacional del transporte público. De esa manera, sólo una firma bahiense (Rastreador Fournier) seguirá prestando el servicio.
Los empresarios removidos expresaron su descontento y dolor en Frente a CanoTV.

El más duro fue Juan Carlos González, titular de la firma que operaba las líneas 519 y 519A. El hombre reconoció que lo invadía un “sinfín de sentimientos encontrados”. “De buenas a primeras nos encontramos con que no podíamos seguir cumpliendo la función que cumplimos durante tantos años”, indicó.

Asimismo, reconoció que esto se debió, en gran medida, a los “desmanejos políticos” que dejaron a la firma sin vuelo económico. “Nos enfrentaron, económicamente destruidos, con un enemigo que ha venido con los bolsillos enormes. Es imposible pensar en poder seguir adelante porque económicamente no tenemos ninguna posibilidad contra Plaza”, aseveró.

Finalmente, cargó contra la Corporación del Comercio, la Industria y Servicios, que “ni levantó la mano cuando nos sacaron del servicio, siendo que tendrían que haber sido los primeros en hacerlo”, y contra la Cámara de Transportistas locales.

“Los colegas, la Cámara donde teníamos un juramento de que íbamos a seguir hasta el final, en un momento me soltaron la mano y me dejaron librado a la decisión municipal. Estoy descorazonado por todo esto”, concluyó.

Por su parte, Olga Pérez, titular de la empresa Micro Sur admitió que “es doloroso” tener que abandonar la prestación después de 30 años de labor en la ciudad. “Nos tendremos que dedicar a otra cosa y ver cómo podemos salir de esto que es muy traumático. Hoy en día, todavía nos cuesta dormir, pero es una realidad”, agregó.

Asimismo, dijo que siempre supieron que con Plaza no podían competir, aunque pensó que la municipalidad iba a reconocer el esfuerzo de la empresa, que se comprometió a incorporar 22 unidades 0 km. “No solo no lo tuvieron en cuenta, sino que dijeron que no habíamos hecho el esfuerzo necesario”, disparó.

Finalmente, Manuel D’andretta, propietario de La Bahiense, aseguró que, a partir de ahora, “se caerá la tarifa política” con la que funcionaban los empresarios locales.

“Ahora van a tener colectivos nuevos, pero ellos van a manejar todo y van a reclamar la tarifa justa. Se terminó la tarifa política”, aseguró.

Comentá la nota