Michetti respaldó a Macri y a Palacios

Gabriela Michetti decidió abandonar el bajo perfil que mantuvo en los últimos tiempos para defender la gestión de su ex compañero de fórmula y líder del PRO, Mauricio Macri, frente al escándalo de las escuchas ilegales por parte de un empleado de la ciudad y aspirante a integrar la Policía Metropolitana, Ciro James.
En sintonía con Macri, quien asegura que James es un "infiltrado" de la Policía Federal, Michetti sostuvo que la realización de las escuchas "es una falta de transparencia y seriedad" y que en el gobierno de la ciudad no existen "órdenes ni facultades para tomar esas decisiones".

Antes de compartir una reunión de Gabinete ampliado del gobierno porteño, utilizó la misma línea que los funcionarios del Gobierno de la ciudad respecto de los vínculos con James. Aún después de que Jorge "El Fino" Palacios, el cuestionado ex policía a quien Macri quería colocar como jefe de la Metropolitana, admitiera que fue él mismo el que sugirió el nombre del espía.

"James llamó a Palacios para ingresar a la Metropolitana porque se conocían. Él no sabía que este señor se desempeñaba en el Ministerio de Educación de la Ciudad", lo disculpó la ex vicejefa de gobierno porteña. El espía tenía un contrato como consultor del equipo de auditores del Ministerio de Educación por el que cobraba 6 mil pesos mensuales.

Michetti señaló que Palacios y James "se conocían de antes", pero explicó que el ex comisario "no sabía que Ciro trabajaba para el Misterio de Educación", porque "son dos cosas separadas".

Michetti aseguró que el macrismo no tiene como "prioridad empezar un servicio de inteligencia" y sugirió que el día que se esté trabajando en algo así "se dará a conocer y será público, transparente, para evitar las sospechas permanentes de saber quién escucha a quién".

Comentá la nota