Michetti: "Es muy difícil competir cuando la cancha se embarra y se hace todo un pantano"

En un videochat con lanacion.com, la candidata a diputada por Pro en la ciudad habló de su relación con Carrió, y de la vinculación de Francisco de Narváez con la causa de la efedrina; "La campaña la veo mal con cierta impotencia", aseguró
La ex vicejefa de gobierno porteño y primera candidata a diputada por Pro en la ciudad de Buenos Aires, Gabriela Michetti, contestó las preguntas de los lectores de lanacion.com durante una hora de videochat. Criticó al gobierno nacional, apoyó a Francisco de Narváez, habló de sus relaciones con Elisa Carrió y con Mauricio Macri, y defendió la privatización y la flexibilización laboral de los noventa.

La campaña. "La veo mal, preocupada, con cierta impotencia. Es muy difícil competir de la manera en que me parece que hay que competir cuando la cancha se embarra y se hace todo un pantano. Creo que la gente necesita escucharnos y vernos con buen trato", sostuvo Michetti.

"Soñaba en algún punto con ver cuál es el que tiene más capacidad de diálogo, de consensuar con el otro, de ver los puntos en común; en vez de competir por diferenciarnos tanto. La veo mal", agregó.

Cuando los lectores quisieron saber qué piensa de 2011 y qué aspiraciones tiene, Michetti contestó: "Considero que es una irresponsabilidad hablar de 2011. No me propuse ser vicejefe, no me propuse ser diputada...". Luego criticó a quienes proyectan a futuro: "Siempre, cada elección es ver qué va a pasar en la próxima".

Diferencias. Un lector, directo y conciso, preguntó: "¿Por qué tengo que votarla a usted y no a Alfonso Prat-Gay [candidato del Acuerdo Cívico y Social en la ciudad]?". La respuesta de Michetti fue: "Nosotros ya hemos podido demostrar en la ciudad que somos capaces de gobernar. La Coalición Cívica todavía tiene serias dificultades para organizarse. Tienen bastantes complicaciones para conformarse como espacio político".

"Ser oposición es mucho mas sencillo desde el punto de vista de la responsabilidad. Ser oficialismo no es tan sencillo ni tan superficial", agregó. También habló de una posible solución: "Es fundamental el fortalecimiento de los partidos. Uno de los grandes problemas que tiene la política es el personalismo".

Kirchner. Michetti aseguró que no conoce personalmente al ex presidente Néstor Kirchner e imaginó cómo sería la primera vez que se vieran en el Congreso si ambos resultaran electos diputados en la próxima elección. "Será un encuentro conciente de la necesidad de trabajar para que el país esté mejor. La relación con Kirchner tiene que estar gobernada por ese objetivo. Me pondré a trabajar con respeto, sabiendo que tenemos posiciones muy distintas; pero que no se puede seguir sin mirarse a la cara", sostuvo.

Sensato, abierto, transparente. Michetti se refirió a la actuación del diputado y candidato de Unión-Pro Francisco de Narváez frente a la citación del juez federal de Zárate-Campana Federico Faggionato Márquez. "Creo que está bien lo que está haciendo Francisco. Esto es una cosa muy ligada a la suciedad y al barro de la campaña; él no tiene por qué someterse a una cosa que realmente no corresponde, ya fue más allá de lo que cualquiera hubiera previsto. Creo que tuvo una actitud muy sensata, abierta, transparente", aseguró.

"Gran Cuñado". La ex vicejefa de gobierno porteño habló del sketch del programa Showmatch , de Marcelo Tinelli. "Creo que hay que tratar de desdramatizar, hacer más blanda y cercana la mirada de la ciudadanía sobre los dirigentes políticos", dijo Michetti. "Si un político toma con humor su caracterización, tiene la ventaja que, en ese rato, se produzca empatía", agregó.

Las propuestas. Michetti se refirió a los primeros proyectos que presentaría si resultara electa diputada en las próximas elecciones. "En primer lugar, las propuestas que voy a llevar tienen que ver con destrabar las limitaciones que tiene el gobierno de la ciudad para hacer gestión: la autonomía, el traspaso de la policía, los fondos y los recursos, el transporte, el puerto; eso permitiría destrabar a Buenos Aires...", sostuvo.

También mencionó la necesidad de tener un crecimiento sostenido en el tiempo, y de modificar el Consejo de la Magistratura, los superpoderes, el presupuesto, el acceso a la información y la manera de controlar la gestión de gobierno.

Macri y Carrió. Michetti aseguró que su relación con el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, "trascendió el ámbito laboral". Dijo que tienen "mucha confianza mutua" y que se entienden muy fácilmente. "Podemos trabajar de una manera muy llevadera. Tenemos una muy linda relación", concluyó.

Distintas fueron las palabras para describir su relación con la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió. "Es una relación no de amistad, si de respeto y aprecio", dijo. "No voy a prenderme de las chicanas", aseguró. Inmediatamente se justificó: "Pero esto tiene que ver también con que Lilita [Carrió] tiene una militancia política en un ámbito más tradicional, donde [reina] la lógica de la competencia, donde la mirada está puesta en el competir". Finalmente sentenció: "Pero está todo bien".

Los noventa. Un lector quiso saber: "Si fuese gobierno, ¿consideraría las políticas de privatizaciones y flexibilización laboral?". Michetti contestó: "La privatización y la flexibilización laboral se generaron en un momento que era lógico que se planteara. Era lógico y razonable. El Estado no podía seguir haciéndose cargo como empresario, ese rol del Estado abarcador de todo. No se podía hacer más cargo de nada. Era necesario otro modelo". Luego dijo: "Volver a plantearse hoy ese tipo de políticas está fuera del contexto que el mundo está viviendo".

Comentá la nota