Micheletti respondió el ultimátum de Hillary y la invitó a Honduras

El presidente provisional manifestó su posición "indeclinable" de no aceptar el retorno del depuesto mandatario e invitó a los EEUU a verificar la situación del país, sumido en una profunda crisis política desde hace más de tres semanas
Micheletti reveló que dialogó con la secretaria de Estado de los EEUU, Hillary Clinton, a quien pidió que envié un emisario que verifique la situación en Honduras, donde, aclaró, "no hay muertos a cada rato".

"Cuando yo hablaba con la señora secretaria de Estado, doña Hillary Clinton, le decía que por favor envíe a alguien de confianza, a alguien con quien ella pueda tener un diálogo verdadero, y que le diga si es cierto que en este país hay muertos a cada rato", puntualizó Micheletti.

Detalló que también le pidió a Clinton que su enviado investigue si en Honduras "hay gente presa" o "se está ultrajando a los niños y la dignidad del ser humano".

Este lunes, el viceministro de Defensa de Honduras, Gabo Jalil, señaló a EFE que las relaciones militares y protocolos de seguridad con Washington "se mantienen firmes".

Decisión indeclinable

"Mi posición es indeclinable, yo continúo en la posición en la que hemos estado", afirmó Micheletti en un discurso ante empresarios y organizaciones sociales con las que se reunió en la Casa Presidencial.

Insistió en su decisión de no permitir el retorno de Zelaya, el primer punto de una propuesta presentada a ambas partes por el presidente de Costa Rica y mediador en las negociaciones, Óscar Arias, quien tras el fracaso del diálogo se dio un plazo de 72 horas para tratar de convencer al nuevo mandatario para que ceda.

"Estamos haciendo los esfuerzos por que el diálogo termine en una cosa positiva, sin retorno de aquel que rompió la Constitución de la República, no una sino varias veces", dijo el nuevo mandatario, en referencia a Zelaya.

Comentá la nota