Micheletti: rescatamos al país del autoritarismo

"Hemos hecho lo correcto", afirmó ayer.
El presidente de facto Roberto Micheletti dijo ayer que Honduras ha emprendido una nueva etapa que conlleva el desafío de afianzar la democracia y rescatar el respeto de las naciones, durante una ceremonia en que militares reservistas le expresaron su respaldo.

"Tengo la convicción de que hemos hecho lo correcto, porque rescatamos al país del autoritarismo, hicimos lo legal porque recobramos el imperio de la Constitución de las leyes´´, dijo Micheletti.

El presidente de facto se apresta a recibir una misión de cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA), que busca una salida a la crisis suscitada por el derrocamiento del mandatario Manuel Zelaya.

"Estamos listos para empuñar el fusil nuevamente", proclamó el presidente de la Asociación de Reservistas, Antonio Osorto, durante la ceremonia de ayer.

El gobierno de Micheletti se encuentra acosado a diario por manifestaciones, bloqueos de rutas y tomas de edificios por parte de miembros del denominado Frente Nacional de Resistencia contra el golpe de Estado, que exige la restitución de Zelaya.

Los integrantes del Frente advirtieron que aumentarán sus movilizaciones a partir de pasado mañana, cuando llegue al país la misión de la OEA, integrada por su secretario general José Miguel Insulza y los cancilleres de la Argentina, México, Costa Rica, República Dominicana y Jamaica. El canciller argentino Jorge Taiana fue designado único representante del Cono Sur en la delegación.

Insulza anunció que la misión de la OEA pretende dialogar con las autoridades golpistas y tratar de "promover el restablecimiento del orden democrático" en Honduras.

La comisión "no vendrá a dar órdenes" sino "a escuchar qué es lo que está pasando, qué pasó antes y qué pasó el 28 [de junio, día del golpe] para que lleven una explicación" ante la OEA y al presidente de Costa Rica, Oscar Arias, designado mediador en el conflicto, según dijo Micheletti.

Las nuevas autoridades hondureñas buscan convencer a la comunidad internacional de que Zelaya fue relevado del poder mediante una "sucesión constitucional" y no por un golpe de Estado. El plan presentado por Arias incluye, entre otros puntos, el restablecimiento de Zelaya en el poder, lo que es rechazado por las actuales autoridades.

Por su parte, el embajador Emilio Izquierdo, delegado político ecuatoriano en la Unasur, dijo que en el borrador de la declaración final de la cumbre del organismo, que comienza mañana en Quito, figura una condena a los golpes de Estado y el respaldo al respeto a la democracia. En principio se trata de una referencia genérica al respeto a los procesos democráticos, subrayó Izquierdo, al recordar la crisis que estalló en Honduras.

Comentá la nota