Micheletti está dispuesto a adelantar elecciones, pero mantiene orden de captura de Zelaya

El presidente interino designado por el Congreso Nacional de Honduras, Roberto Micheletti, dijo que apoyaría adelantar las elecciones generales como una forma de encontrar una salida a la crisis política provocada por el arresto y expulsión por militares del presidente desplazado Manuel Zelaya.
A un día que arribe al país el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, se le preguntó a Micheletti si accedería a acortar su mandato y adelantar los comicios, a lo que contestó: "Totalmente de acuerdo, no tengo ninguna objeción si es una manera de solucionar estos problemas".

Honduras se encuentra aislada por la comunidad internacional que exige el retorno de Zelaya al poder, pero Micheletti rechaza cualquier opción del regreso del presidente desplazado y la Fiscalía ha advertido que ejecutará órdenes de captura emitida.

Dijo favorecer hacer un referendo para que los hondurerños decidan si Zelaya puede regresar, pero admitió que es "sumamente difícil" que se realice en estos días.

Zelaya fue capturado el domingo por los militares y expulsado del pdoer, aduciendo que cumplían un mandato judicial.

Honduras realizará elecciones generales el 29 de noviembre para escoger al presidente, tres designados (vicepresidentes), renovar las 128 bancas del Parlamento y los 298 alcaldes municipales.

En tanto, el depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, sostuvo que la presencia del Secretario General de la OEA, Miguel Insulza, hoy en Honduras, no será para negociar, sino para plantear el reestablecimiento democrático en ese país.

En declaraciones desde Panamá, Zelaya afirmó que "Insulza no va a negociar, va a plantear el reestablecimiento democrático en Honduras, porque éste fue el primer golpe de estado del siglo XXI".

Recalcó Zelaya que "Insulza va a informar el ultimátum que impuso la OEA, va a plantear que informen como van a reestablecer el sistema democrático en Honduras y en función de la respuesta que le den, Insulza informará a la OEA el sábado a la mañana".

"Y entonces -dijo- se procederá a desencadenar un proceso de deslegitimación total de estas ilegales autoridades que han tomado el gobierno".

Zelaya agregó que "soy cristiano, soy capaz de perdonar, lo que no se es si el pueblo los va a perdonar. Yo no tengo un solo enemigo en mi vida privada, política o económica. Nunca he hecho daño a nadie y mi gobierno ha sido altamente respetuoso de los derechos civiles y ciudadanos".

Manifestó que "si dicen que he cometido delitos, pues tendrían que haber puesto en marcha los mecanismos constitucionales para sacarme del poder demostrando que cometí esos delitos, pero ahora son los militares los que deciden quiénes son los que gobiernan".

Expresó luego su deseo de "no volver nunca al pasado, jamás las épocas cuando las dictaduras y la guerra fría le hicieron tanto daño a nuestros países".

El secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, llegará hoy a Tegucigalpa para avanzar con las gestiones para reinstalar al presidente hondureño destituido, Manuel Zelaya.

Comentá la nota