México: el narcotráfico mató a 12 policías en venganza por una detención

Las autoridades mexicanas identificaron como policías federales a 12 personas que aparecieron muertas el lunes en el oeste de México, en una supuesta venganza del cártel de La Familia por la captura de un jefe operativo.
El asesinato múltiple es uno de los golpes más fuertes dados por el narcotráfico a la Policía Federal mexicana y, según las autoridades, forma parte de una ofensiva lanzada el sábado por La Familia por la detención de Arnoldo Rueda Medina, coordinador de las actividades del cártel.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Monte Alejandro Rubido, indicó que los policías, 11 hombres y una mujer, realizaban labores de investigación en el municipio de Arteaga, donde vive uno de los capos de la organización, en el estado de Michoacán.

Los agentes "fueron emboscados mientras se encontraban fuera de servicio por un grupo armado", señaló Rubido, sin dar más detalles.

Según indicó, el mismo lunes la policía detuvo a uno de los responsables de la muerte de los agentes, Francisco Javier Frías Lara, que trabajaba bajo las órdenes del capo Servando Gómez Martínez.

Gómez es considerado uno de los líderes del grupo de La Familia, que surgió en 2006 en Michoacán después de separarse del cártel del Golfo. Los capos principales son Nazario Moreno González, alias "El Chayo", y José de Jesús Méndez, alias "El Chango". La fiscalía ofrece por todos ellos recompensas de 30 millones de pesos (2,2 millones de dólares).

Rubido dijo que Frías Lara aportó información en el sentido de que, después de la detención Rueda Medina, Gómez Martínez asumió el control operativo y "ordenó los ataques a las instalaciones de la Policía Federal así como la muerte de los policías federales".

Los cadáveres de los 12 policías fueron encontrados la tarde del lunes a un costado de una carretera Siglo XXI, en Michoacán, "con un mensaje de amenaza contra la Policía Federal".

"Ante las agresiones la policía federal ha reforzado el despliegue operativo en diversas entidades de país, con la firme convicción de que en la lucha contra la delincuencia no se dará ni un paso atrás", dijo el portavoz de Seguridad.

En Michoacán, Guerrero y Guanajuato, en el centro del país, se vienen sucediendo desde hace cuatro días ataques contra la policía, que han dejado hasta ahora 19 muertos.

Comentá la nota