México dio vía libre para la compra de ajo mendocino

El servicio sanitario azteca no ha encontrado nuevas plagas que requieran de certificaciones adicionales para los exportadores. Analizarán la próxima campaña.
En medio de las tensas relaciones comerciales de la Argentina con Brasil, que por cierto ponen en riesgo a la cuarta parte de las exportaciones mendocinas y a la mitad de las ventas externas de ajo, una preocupación menos tendrán ahora los comercializadores de este producto. No porque se hayan levantado las barreras para arancelarias impuestas por el vecino país sino porque el gobierno mexicano finalmente decidió que no se modificará el protocolo fitosanitario sobre importaciones de ajo para la actual temporada.

En este sentido, Raúl Millán, subsecretario de Programación Agroalimentaria y Gestión de Calidad de Mendoza en comunicación con Los Andes sostuvo con optimismo que "el gobierno de México ha resuelto levantar las restricciones al ajo argentino".

Vale aclarar que la mayoría de los países importadores, habitualmente, revalidan sus protocolos sobre la compra de productos perecederos con el fin de chequear si es necesario exigir certificaciones adicionales que confirmen que la mercadería no está afectada por ciertas plagas.

Protocolo de importación

Justamente, el Servicio Nacional de Sanidad Inocuidad y Calidad Agroalimentaria de México (Senasica) solicitó a su par en el país (el Senasa) información para revisar su protocolo de importaciones de ajo de la Argentina que, por cierto, no ha sufrido modificaciones en los últimos 5 años.

"México quería rediscutir el protocolo pero nosotros solicitamos que no tendríamos inconvenientes en hacerlo para la próxima campaña, ya que ahora nos tomaría en el peor momento", informaron desde Senasa.

De todas maneras, esta fuente aclaró que el servicio sanitario azteca, luego de analizar las normativas fitosanitarias vigentes para el ingreso del ajo argentino, no habría rastreado nuevas plagas que requirieran de certificaciones adicionales para las exportaciones locales.

Por esto, sin constituir una traba comercial, lo cierto es que la demora en la aprobación del protocolo sería una amenaza para los comercializadores locales ya que podría entorpecerles las ventas de ajo al inicio de la temporada de comercialización. En Mendoza, sólo afectaría a la actividad de este producto, ya que no hay otra mercadería perecedera que se envíe en volumen a México.

"Ahora estamos esperando la comunicación por escrito, ya que telefónicamente el embajador de la Argentina en México nos comunicó que el mercado está destrabado para el ajo", disparó el vocero del Senasa. Por cierto, una buena noticia para los exportadores y productores mendocinos, ya que la cosecha está a punto de finalizar y en unos 10 días se comenzarían a realizar los embarques para que los exportadores comiencen a cumplir con sus compromisos.

Importancia de México

Respecto a este punto Millán expresó que "el mercado mexicano es muy importante por la época y no por el volumen que compra, ya que las ventas de ajo a este país representan cerca del 7% del total".

Por su parte, Juan Chiappinotto, de la Asociación de Productores Empacadores y Exportadores de Ajos, Cebollas y Afines de Mendoza (Asocam) expresó que "no ha habido daño efectivo por la demora que se tomó México para aprobar el protocolo pero sí en las expectativas porque se atrasaron los pedidos". El dirigente advierte que estos se reactivarán a la brevedad.

Por cierto, el principal mercado para el ajo de exportación mendocino es Brasil, luego Europa y en tercer lugar estaría México, por lo que tener vía libre a México, aunque aporta para despejar la incertidumbre en la actividad ajera en general, no influye en la formación de precios para el productor local.

En cuanto a las esperanzas de que Brasil dé marcha atrás con las trabas impuestas, Millán dijo que "habrá que esperar, ya que la Presidenta ha tomado cartas en el asunto y ha solicitado al embajador argentino en ese país que se acuerden las pautas comerciales".

Comentá la nota