MEXICO / UN HINCHA INCREPO A RAMON DIAZ Y LE PIDIO LA RENUNCIA - "Por dignidad, vete ya"

Tras la eliminación en la Interliga, al DT lo abuchearon. Los medios lo trataron de soberbio y arrogante.
Aeropuerto Benito Juárez. Llega el América al DF luego de la eliminación en la Interliga en LA. Llega Ramón Díaz, el culpable de esa eliminación para la gente. Un hincha lo increpa y, agarrándolo del hombro, le dice: "¡Por dignidad, vete ya! El América es un equipo grande y a ti te queda grande. Toma tu avión y vete a la Argentina". Sorprendido, mientras escuchaba los abucheos a sus jugadores y los "¡Burros!" destinados a todos, el Pelado fue más Pelado que nunca. "¿Te mandaron? ¿Quién te mandó?", le preguntó apurando el paso para salir lo más rápido posible de la terminal 2. "Yo personalmente", subió la apuesta el robusto fanático, enfundado en su camiseta del América.

Ramón esbozó su sonrisita típica y fue directo hacia su camioneta. Un ratito antes había intentado explicarles a los cronistas que presenciaron el pedido de renuncia por qué decidió reservar a cinco de los ocho refuerzos contra el Atlas. "Los cambios por ahí no resultaron", aceptó a medias el riojano, quien la noche anterior dejó en el banco a 16 de los 25 millones invertidos por el club: el chileno Beausejour, Reyna, Castillo, Fernando Ortiz y De Pinho. Su argumento fue que estaban cansados y no que subestimó al rival. Más cansados están ahora los hinchas de tanto acumular fracasos: Chivas y Atlas (con el grito de Achucarro ¡a los 47 minutos del ST! dejó afuera a Las Aguilas por diferencia de gol) podrán disputar un lugar en la Copa Libertadores mientras a su equipo no le quedará otra que ganar el Clausura. "Si no, será un fracaso", ya les avisó a todos el dueño del club.

"Queremos recomponer esto de nuevo. A la afición sólo le puedo decir que el objetivo sigue siendo ganar el campeonato", insistió Ramón. La afición, como dice él, está furiosa. Y los medios, que lo trataron de "soberbio" y "arrogante", hablaron de un ultimátum de los dirigentes. "Habría que preguntárselo a ellos", la pateó afuera el DT. Los principales (el presidente Bauer y el vice De Luisa) hablaron de un proyecto "a largo plazo". Ellos son los que apostaron todo al Pelado y deberían pagarle más de seis millones de dólares si deciden echarlo. Motivos les sobran: perdió el clásico con Chivas, no se clasificó para la Liguilla del Apertura, dio de baja a un histórico como Germán Villa, se peleó con Insúa, pidió casi un equipo entero, un PF, un camarógrafo y más... Y sigue igual. O peor.

Comentá la nota