En México creen que muerte del jefe narco es un mensaje al resto

La muerte del narcotraficante mexicano Arturo Beltrán Leyva a manos de tropas de la Marina envía un mensaje a todos los jefes mafiosos de México de que "están expuestos al poder del Estado"
Eduardo Valle, ex asesor de la Procuraduría General, consideró que los carteles de La Familia y de los Beltrán Leyva en particular "estaban retando al Estado, amenazando hasta al titular del Ejecutivo y transitando a zonas muy peligrosas como el narcoterrorismo".

Según Valle, ex diputado federal por el centroizquierdista y opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD), la muerte del denominado "jefe de jefes" en la veraniega ciudad de Cuernavaca, a 74 kilómetros al sur de la Ciudad de México, envía el mensaje de que "aún ellos, con dinero y tropas, están expuestos al poder del Estado".

El experto, citado por la agencia noticiosa italiana ANSA, opinó que tras ser abatido Beltrán Leyva, el prófugo y poderoso narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán, jefe del cártel de Sinaloa, "debería negociar su entrega" a las autoridades.

En tanto, agentes de la Policía Federal de México no descartaron que Edgar Valdez Villarreal, de 33 años y estadounidense de origen, sea el más viable sucesor del abatido Beltrán Leyva en el cártel homónimo.

"Van a ir por él: es un asunto de prestigio y de saldar cuentas", resumió Valle.

Entre la policía corre la versión de que quien se perfila como el nuevo jefe del cártel de los Hermanos Beltrán Leyva es Valdez Villarreal, conocido irónicamente como "La Barbie", por su corpulencia física y su acendrada violencia.

Hasta ahora "La Barbie" fue el principal pistolero del jefe narco abatido a tiros dos días atrás, y de acuerdo con versiones periodísticas está radicado en la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas, frontera de México con Estados Unidos.

El cártel de los Hermanos Beltrán Leyva disputan al prófugo Joaquín "El Chapo" Guzmán la ruta del Pacífico hacia Estados Unidos, de acuerdo con investigadores mexicanos y reportes de la policía estadounidense desde finales de la década de los años 90.

Desde entonces se conoció públicamente el nombre "La Barbie", que ha sido responsabilizado de múltiples ejecuciones en Matamoros y Reynosa (estado de Tamaulipas) y en la industrial Monterrey (estado de Nuevo León).

Antes, Valdez Villarreal fue cabeza de un grupo de pistoleros al servicio del cártel de Sinaloa en su conquista de las rutas del Golfo.

En especial buscaban controlar la plaza de Nuevo Laredo, la más deseada por las organizaciones criminales, según registros de la policía, pues ese territorio es considerado el de mayor flujo vehicular hacia Estados Unidos con un total de 7.000 cruces todos los días y sólo el 10 por ciento puede ser revisado.

Según la prensa local, "La Barbie" fue una pieza clave en las batallas que inició "El Chapo" Guzmán contra "Los Zetas", el cerco protector del cartel del Golfo, pero fue contratado por Arturo Beltrán Leyva como jefe de sicarios.

Tan pronto como se fue afianzando el grupo criminal, "La Barbie" tomó prácticamente todo el control del llamado "sicariato" del cartel de Sinaloa en Guerrero, Pacífico sur, donde organizó una amplia red de espías utilizando a taxistas y desempleados que se sumaron al grupo para evadir a la policía.

Joaquín "El Chapo" Guzmán, de 54 años, es el jefe del cártel de Sinaloa y es considerado por la policía de Estados Unidos como "el narcotraficante más poderoso de México y posiblemente del mundo".

Fugó de una cárcel de máxima seguridad en enero del 2001, bajo el gobierno del presidente Vicente Fox, es el segundo más buscado por el FBI e Interpol y la revista financiera Forbes calcula su fortuna en mil millones de dólares.

Comentá la nota