México: Calderón continúa las reformas en su gabinete y elimina tres ministerios

El presidente de México, Felipe Calderón, anunció la supresión de los ministerios de Turismo, Reforma Agraria y Función Pública, como parte de una estrategia de recorte del gasto público con la que pretende ahorrar unos 6.000 millones de dólares.
La decisión de Calderón forma parte de su plan para hacer frente a la crisis, que quedará patente en el proyecto de presupuesto para el año 2010 que este martes fue presentado en la Cámara de Diputados por el titular de Hacienda, Agustín Carstens.

En un mensaje a la nación desde la residencia presidencial de Los Pinos, Calderón anunció que la Secretaría de Turismo pasará a formar parte de la de Economía, como sucede en países como España, Francia y Canadá, con gran experiencia en el sector turístico.

Las funciones de Reforma Agraria serán asumidas por las carteras de Desarrollo Social y Agricultura, mientras que las de Función Pública, que fiscaliza la administración federal, pasarán a manos de la Contraloría General de la Federación, dependiente del mandatario.

De esta forma, México pasará de tener 18 a 15 ministerios en total.

El gobernante advirtió a los funcionarios de su administración que ahora tendrán que "hacer más con menos para atender las verdaderas prioridades de la gente".

"Estos son tiempos difíciles y antes de pedir cualquier esfuerzo adicional a los mexicanos, el Gobierno tendría que ser el primero en poner el ejemplo", argumentó.

Calderón aclaró que el proceso de reestructuración se realizará "respetando escrupulosamente los derechos de los trabajadores".

Además de recortar ministerios, el jefe de Estado ordenó reducir gastos de embajadas, consulados y otras representaciones en el exterior, así como rebajar los viáticos, los gastos de representación y las asesorías y consultorías del sector público.

Con el anuncio, el mandatario refrendó su deseo de llevar adelante "los cambios sustanciales que requiere México para recuperar el paso en la senda del desarrollo humano sustentable", plasmado la semana pasada en su tercer informe de Gobierno.

Parte de su estrategia está comprendida en el proyecto de presupuesto, "un paquete económico centrado en la prioridad de abatir los niveles de pobreza extrema", destacó.

"Es hora de cambiar y cambiar a fondo. No solo porque es lo mejor, sino porque no quedan otras alternativas: el tiempo y los recursos se nos agotan", admitió, al recordar la caída prevista de la recaudación petrolera por el menor precio del crudo y el estancamiento de la producción de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), que controla el sector.

Pemex, que aporta una tercera parte de los tributos al Estado mexicano, dejará de percibir este año 480.000 millones de pesos (unos 35.000 millones de dólares) por concepto de ingresos, parte de los cuales recuperará con el seguro petrolero, cuya cobertura concluye en diciembre próximo.

"La propuesta que estoy enviando al Congreso es un ajuste drástico y sin precedentes", adelantó.

"Es tiempo de ser sensibles y solidarios", agregó Calderón, que hizo un llamado al Legislativo, en el que la oposición tiene mayoría, a tener "altura de miras" y "construir mediante el diálogo acuerdos para avanzar".

Comentá la nota