Mexicanos, discriminados en Nueva York por la influenza

Desde bromas hasta suspensiones laborales, los inmigrantes de origen mexicano sufren por actitudes xenófobas exacerbadas por el temor al virus.
Suspendidos temporalmente del trabajo, bromas de mal gusto, rechazados por sus compañeros... Estos son algunos de los casos de discriminación que han sufrido ciudadanos mexicanos en Nueva York, a causa del brote de la nueva gripe A(H1N1).

De momento, ninguno de los casos se denunció formalmente, sino que las propias víctimas de la discriminación relataron su experiencia a algunas asociaciones mexicanas de la ciudad.

El director de una de éstas, Tepeyac, Joel Magallán, explicó a DPA el caso de un joven que trabaja en la construcción: "Dijo que el contratista para la empresa que trabaja necesitaba gente para una nueva construcción, pero el dueño le pidió que no contratara mexicanos por miedo a contagiarse de la gripe".

Magallán supo de este caso porque el joven asiste a las clases de inglés que ofrece Tepeyac y comentó lo sucedido a su profesor. Entonces, el director del centro decidió entrevistarse con el joven para saber qué había sucedido exactamente y estudiar si se podía emprender algún tipo de acción legal. "Tengo que consultar con el abogado y ver qué se puede hacer", señaló Magallán.

Por otro lado, el director de Tepeyac explicó que también se dieron casos de "bromas de mal gusto" entre compañeros de trabajo. "En el trabajo siempre hay rencillas y algunos aprovecharon lo de la gripe para hacer comentarios a compañeros mexicanos que no se pueden considerar bromas", denunció.

Otra de las asociaciones conocedoras de casos de discriminación es FAMA, la Federación de Asociaciones México-Americanas que agrupa 78 organizaciones del noroeste del país y que tiene la sede en Manhattan.

El vicepresidente de la organización, popularmente conocida como Casa Puebla, Carmelo Maceda, explicó a DPA que tres mexicanos fueron a la federación para pedir orientación para buscar trabajo porque fueron suspendidos temporalmente de la fábrica que los empleaba por miedo al contagio del H1N1.

"Sus compañeros de trabajo tenían miedo a contagiarse, aunque ninguno de los tres tenía síntomas de gripe y ni siquiera viajaron a México recientemente", relató Maceda.

"Ante la presión de los trabajadores, el dueño tuvo que suspenderles temporalmente hasta que el tema de la epidemia se calmara". "Esta situación junto con la crisis económica agrava más el problema para encontrar un trabajo", puntualizó Maceda.

Otro de los casos que conoce es el de un chico que decidió dejar el trabajo de manera voluntaria en la construcción porque sus compañeros no querían compartir las herramientas de trabajo con él por miedo a la gripe.

El brote de la nueva gripe provocó, incluso, que Casa Puebla decidiera suspender el tradicional festival del 5 de Mayo que se celebra cada año en el barrio de Queens y al que acuden miles de personas.

"Tuvimos que posponerlo porque estábamos preocupados, ya que al festival acuden unas 200.000 personas y no podemos asumir la cobertura sanitaria de todos ellos y muchos de ellos no tienen seguro médico", justificó Maceda. "Muchas de las personas que vienen al festival son indocumentados y optan por tomar medicación de las tiendas porque tienen miedo del costo que supone ir al médico".

"Nos arriesgábamos a una infección grande", apuntó Maceda, que comentó que, para más "inri", el festival se celebraba en un parque cerca de los dos principales focos de la infección en la ciudad, las escuelas de Saint Francis Preparatory y la PS 177.

De momento, Casa Puebla no va a iniciar ningún tipo de demanda formal, ya que "no hay denuncias documentadas entre las manos", pero asegura que, de haberlas, la federación hará "lo que esté a su alcance".

Ante los casos de discriminación, el cónsul de México en Nueva York, Rubén Beltrán, explicó a DPA que el consulado no había recibido ninguna denuncia pero invitó a los afectados a "que lo hagan saber al consulado para que se tomen las medidas necesarias y se puedan documentar".

El lunes, el subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, Juan Manuel Gómez-Robledo, había criticado en la ONU las actitudes "xenófobas" contra mexicanos como el confinamiento en aeropuertos como pasó -aunque Gómez-Robledo eludió dar nombres de países- en China.

"Defendemos la tolerancia cero", dijo el cónsul Rubén Beltrán ante posibles casos de discriminación.

Comentá la nota