Metrogas, a juicio para que suban las tarifas

Metrogas, a juicio para que suban las tarifas
Presentó amparos en el fuero Contencioso Administrativo para presionar por una recomposición aprobada en octubre por decreto pero que está frenada. Volvió a mencionar la posibilidad de caer en default. YPF, su gran sostén.
Metrogas subió un escalón su enfrentamiento con el Gobierno por las tarifas. En una carta a la Bolsa de Comercio informó que presentó amparos en la Justicia por la demora oficial para mejorar sus ingresos.

Desde hace varios meses que la distribuidora de gas de Capital Federal y el sur del GBA no tiene prurito en ventilar sus diferencias con la política energética y el consecuente impacto en sus finanzas.

El nuevo punto de fricción fue la presentación del balance de la empresa. Informó que ganó 1,3 millones de pesos en el tercer trimestre, una merma de 91 por ciento comparada con el mismo lapso de 2008, pero con una pérdida de $ 38,3 millones si se toma el período enero y septiembre.

Nuevamente advirtió la posibilidad de caer en default por arrastrar una deuda en dólares de 250 millones, una suba de costos de más de 190% desde 2001 contra una tarifa congelada por más de 10 años. "La situación económico-financiera de la Sociedad, continúa agravándose como consecuencia de la dilación por parte del Gobierno", informó a la Comisión de Valores.

Tras varios años de negociación con el Gobierno, la privatizada cerró el año pasado una renegociación transitoria con un ajuste para todos los usuarios de hasta 35 por ciento en el Valor Agregado de Distribución (VAD), la parte de la tarifa cuya recaudación va de lleno a las arcas de la empresa. El aumento fue firmado, anunciado, publicado en el Boletín Oficial en octubre pasado, pero nunca puesto en marcha. Falta la autorización final del nuevo cuadro tarifario del Ente Regulador del Gas (Enargas) y de la Subsecretaría de Coordinación y Gestión del Ministerio de Planificación. Los incrementos en la boleta de gas que tuvieron los clientes de Metrogas y del resto de las distribuidoras fueron para beneficio del Gobierno (por medio del cargo creado para pagar las importaciones de gas) y en el valor del gas en boca de pozo que cobran las petroleras. Gas Natural Ban es la única del sector que fue autorizada a facturar el incremento en el margen que se llevan las privatizadas.

Cansada de esperar, Metrogas admitió en la nota enviada a la Bolsa que "se vio obligada a presentar un amparo por mora en cada uno de los siete expedientes" donde se tramita su alza de tarifa.

El trámite se hizo en el fuero Contencioso Administrativo y se espera la respuesta. Es la primera privatizada en tomar este camino. El resto espera en silencio o reclama por vías alternativas, como la diplomática o directamente con los funcionarios.

En otros tiempos de más fortaleza política y más estabilidad económica, el Gobierno habría reestatizado la empresa ante semejante rebelión.

La clave se encuentra en quién es el accionista minoritario de la gasífera porteña: YPF, operada por el grupo Eskenazi, afín al Gobierno. El tironeo es con British Gas, propietaria de la mayoría accionaria y de la mayor responsabilidad en la gestión.

La intervención como amenaza

El interventor en el Ente Nacional Regulador del Gas, Antonio Pronsato, advirtió a Metrogas que "si tienen un problema con la deuda y entran en default vamos a intervenir con dureza". Pronsato aludió al hecho de que Metrogas no retiró una demanda contra el Estado argentino que presentó ante el CIADI tras la pesificación de las tarifas post devaluación del 2002, lo que es una condición esencial planteada por el Gobierno. "Metrogas debería tener muy presente la situación dada con TGN", agregó Pronsato, que llegó a plantear un default y ello derivó en una intervención de la compañía. El funcionario ratificó que "el Gobierno está de acuerdo en actualizar las tarifas".

Comentá la nota