Metele Kunbia

Metele Kunbia
El Kun Agüero, a 16 días del duelo ante Brasil, hizo otro golazo y se perfila para ser el nueve titular que acompañe a Messi en Rosario.
Una semana después de haber jugado su mejor partido con la Selección, en el triunfo con Rusia, Agüero sigue demostrando que puede ser el nueve de Maradona.

En aquel duelo en Moscú, el Kun marcó el 1 a 0 con un potente disparo desde afuera del área, definición que no abunda en los delanteros argentinos. Y ayer el yerno del técnico de la Argentina volvió a revalidar su habilidad con potencia física para hacer otro golazo. Sus gambetas parecían pasos de cumbia con los que los defensores rivales bailaban mientras veían al punta sacar ese derechazo cruzado que dio en el palo y se metió en el fondo de la red, en el partido en el que el Atlético Madrid superó 3-2 al Panathinaikos, en Grecia, por la ida para clasificar a la Champions League.

El Kun ya había mostrado un nivel superlativo durante toda la pretemporada (convirtió contra el Ajax, Paris SG y Liverpool). Y ayer lo ratificó con creces. Ahora, los ojos del delantero por el que tantos millones ofrecieron para llevárselo el Manchester United y el Chelsea, seguramente se centrarán en mantener ese ritmo futbolístico en sus dos compromisos previos con el Aleti antes del duelo por las Eliminatorias frente a Brasil, el 5 de septiembre en Rosario: el 25 de agosto será la revancha contra el Panathinaikos y el 30 jugará la primera fecha de la Liga, ante el Málaga.

Hoy por hoy, Agüero corre con ventaja por sobre Tevez, quien no pudo realizar la pretemporada completa por un esguince de tobillo, aunque ayer jugó desde el arranque contra el Barsa.

En el Atlético cuenta con otro punta con el que se entiende a la perfección, Diego Forlán. Ambos forman una dupla letal. Una fórmula similar intentará armar Diego, pero con los bajitos. Messi, "el Maradona" de Maradona, necesita un nueve como compañero. Y con el ritmo de Kunbia con el que se está moviendo Agüero, se endulzan los ojos del DT de la Selección. A 16 días del clásico con Brasil, el Kun sigue demostrando por qué puede estar de entrada.

Comentá la nota