La metamorfosis de la verdad

Por: Ricardo Kirschbaum

Martín Lousteau, el ex ministro de Economía, ha dicho en su defensa que las retenciones móviles en 2008 fueron una salida frente a la pretensión de Guillermo Moreno (y de Néstor Kirchner) de llevar a más del 50% el arancel para la soja. Esto se recordó ayer cuando se publicó, de fuente oficial, que el dúo Kirchner-Moreno estaba estudiando aumentar del 35 al 45% las retenciones. Se haría, según la fuente, mediante un artículo del proyecto de Presupuesto que debe discutirse a partir del 15 de septiembre en el Congreso. Se especula que, para cuando se lo vote, la soja ya esté sembrada y el hecho quede así consumado.

Ayer Aníbal Fernández desmintió la versión. Pero no hay cuidado: las declaraciones del jefe de Gabinete sobre cualquier tema van cambiando a lo largo del día. Hay muchos ejemplos de esta metamorfosis de la verdad en los dichos del funcionario todo terreno. Un ejercicio de plasticidad.

Ante esta evidencia, las especulaciones sobre la versión de presunta alza de las retenciones variaban entre la provocación, la necesidad de seguir polarizando y la intención de abortar el proyecto.

Con el veto de Cristina, con argumentos más propios de un panfleto universitario que de un decreto presidencial, ya se sabía que la reacción de los ruralistas sería dura: ¿Para qué exacerbarla? ¿Acaso es otra demostración de que el diálogo planteado es sólo escenografía? ¿La polarización extrema es buena para un país con caída de la actividad económica y alto desempleo?

También pudo haber sido un globo de ensayo para medir la capacidad de respuesta de los productores rurales, quienes obviamente no aceptarán tamaño porcentaje.

Si alguien reveló el proyecto para abortarlo, la venganza será terrible. Pronto se sabrá

Comentá la nota