Los metalúrgicos esperan "mejoras" en el 2010

Después de ser uno de los sectores económicos más golpeados por la crisis que azotó el país, la industria metalúrgica de la provincia parece recuperarse en los primeros meses del 2010. En este sentido, el secretario general de la Union de Obreros Metalúrgicos (UOM), Raúl Aguirre destacó que en los últimos tres meses del 2009 "por suerte las empresas empezaron a repuntar". Si bien lamentó que "son pocas las que quedaron", la mayoría contrataron personal, aunque fuera temporario".
no obstante, resaltó que durante enero, los trabajadores estuvieron de vacaciones y ahora empezarán a reincorporarse, "algunos con incertidumbre porque no saben si continuarán en sus puestos. Ahí tendremos que ver cómo viene la mano. Estamos esperando que los trabajadores vuelvan y saber qué es lo que les comunican, nosotros creemos que el año que arranca va a ser mejor que el que terminó, estamos confiados en eso que así sea".

Asimismo, Aguirre señaló que durante estos últimos meses empezamos a superar algunos conflictos que teníamos con algunas empresas, tal es el caso de Helametal, que tuvimos 12 meses con los trabajadores suspendidos. Esta era una empresa en convocatoria a acreedores, que provocó que la situación complicada se prolongara para los 90 trabajadores durante mucho tiempo".

"Por suerte, a partir de setiembre la situación mejoró y pudimos colocar de vuelta dentro de la planta a esos compañeros y hoy están trabando de manera normal. Ese fue uno de los peores conflictos que tuvimos con las empresas que nos quedaron", agregó.

Sin nuevas inversiones

A pesar de que desde la UOM consideran que este año será mejor al que pasó, Aguirre lamentó que no existan posibilidades de nuevas inversiones en la provincia. "Desgraciadamente no tenemos conocimiento de que otras empresas se instalen en la provincia. Si los años que pasaron algunos inversores llegaron con intención de quedarse, pero se fueron, disconformes con algunas políticas de Estado de la provincia y así no llegaron a instalarse", aseguró.

Ante esta situación, el gremialista señaló que no pudieron plantear el problema al ministro de Producción y Desarrollo, Juan José Bellón, sin embargo destacó que sí se reunieron para tratar el tema de la promoción industrial "más que todo por las empresas que nos quedan".

"No tenemos conocimientos de que alguna otra quiera instalarse. Sí tenemos comunicaciones con las que ya están y tienen intenciones de seguir produciendo", agregó.

Indicó además que desde la propia CGT "pedimos por la radicación de nuevas industrias y por eso queremos que el Gobierno consiga la tan necesaria promoción industrial que desgraciadamente está culminado y es tan necesaria".

Números

Por último, el gremialista señaló que en la actualidad entre talleres y industrias denominadas grandes, "que serán entre 3 y 4 con 90 trabajadores cada una, tenemos alrededor de 400 empleados en sus funciones".

Asimismo manifestó que en total son unas 15 las empresas que trabajan en la provincia, "cuando en su momento llegamos a tener más de 30", agregó.

"En Recreo se nos cerraron 3 en los últimos años y en El Pantanillo también se fueron 3. Entre esas 6 perdimos más de 204 trabajos", indicó.

"Pero este año por lo menos tenemos la tranquilidad de que por lo menos hay una estabilidad laboral y esperemos que sea mejor", finalizó.

Comentá la nota