Metalúrgicos cobran subsidio por reducción salarial

Las Parejas.— Unos 800 trabajadores del sector metalúrgico de esta ciudad y de Las Rosas comenzaron a percibir el primer pago del Programa de Recuperación Productiva (Repro), un subsidio de 600 pesos que otorga la Nación a aquellos trabajadores en situación de crisis que sufrieron reducciones salarial.
Los pagos se hacen en las sucursales bancarias del Nación y del Nuevo Banco de Santa Fe. Los obreros, que trabajan en firmas comerciales que presentaron la documentación exigida por el Ministerio de Trabajo, van con el DNI. "Esto nos da tranquilidad porque para recibir esos fondos los empresarios no pueden despedir ni suspender personal. Además de una ayuda económica es una garantía para la continuidad laboral", opinó el secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica, Miguel Solís.

Las gestiones se hicieron mediante el Ministerio de Trabajo provincial, la secretaria de la cartera, Alicia Ciciliani, dijo que son unos 9.000 los puestos que están en riesgo y en proceso de estar incluidos en los procedimientos de crisis. "Con esta cifra los empleadores cumplen con un pago de salario de ocho horas. No se asemeja a lo que estábamos cobrando en meses anteriores, pero al menos es un paliativo ante la dura crisis que golpea al sector", dijo el sindicalista.

Los empresarios también celebraron la llegada de los planes. Miguel Pla, de Las Rosas, dijo que los Repro se cobran por la gran tarea de la UOM y el Ministerio de Trabajo santafesino.

Las fábricas de equipos e implementos agrícolas han visto caer sus ventas en más de un 70 por ciento con relación a lo que comercializaban antes. "Las ventas están al 10 o al 20 por ciento de la capacidad productiva. Esto no alcanza para mantener a las fábricas en actividad. La situación es muy complicada, pero al menos se cobra este paliativo", añadió Solís.

Por su parte, el empresario Carlos Castellani, de la firma Apache, opinó que no cree que este año se dé una reactivación, debido a que el productor está enojado y temeroso. "No acepta que le quiten el 35 por ciento antes de recortar su costo y pagar el resto de los impuestos", dijo.

"La tendencia es que las empresas se van a proteger, intentarán sobrevivir", remarcó Castellani, y explicó que "su plan de fabricar tractores está momentáneamente paralizado". Además consideró que las empresas deberán insistir con el mercado externo, pero estimó que el principal sustento está en el interno. Sobre la coparticipación de retenciones dijo que "es criticable lo hecho por Santa Fe"

Comentá la nota