Mesurado, Scioli 'reinstala' el debate por la Coparticipación.

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli reflotó hoy la discusión en torno a la Coparticipación Federal de Impuestos a la Provincia, en medio de la polémica generada como consecuencia de la aprobación de la Reforma Impositiva que desde varios sectores calificaron como un verdadero "impuestazo"’, que finalmente debió reveer y modificará en las próximas horas.
Desde Miami, donde participa de la Conferencia de las Américas –donde expondrá mañana- el gobernador ensayó el papel que más lo seduce: jugar al medio, asegurando que la provincia fue "la que más cedió" en términos de la pérdida de la Coparticipación Federal, aunque remarcando que su gobierno recibió "18 mil millones de la Casa Rosada". Hábil, reinstaló el tema, aunque para aclarar, precisamente, que no tiene intenciones de "colgarse" -depender- de lo que le gire la Nación, para su propia subsistencia.

Según dijo Scioli, su gestión apunta a que "no esté colgándose de los pantalones" de los presidentes de turno, o –dijo- "de la pollera" de la actual mandataria, para garantizar su financiamiento.

En diálogo con la agencia nacional DyN, en Miami, el mandatario bonaerense dijo que "la Provincia", de Buenos Aires, "fue la que más cedió", aunque aclaró que durante lo que va del año recibió 18 mil millones de la Casa Rosada.

Solá pide a los gobernadores que "se despierten ante los atropellos" de Kirchner

El ex gobernador bonaerense y diputado nacional electo Felipe Solá llamó hoy a "los gobernadores" a que "se despierten ante los atropellos del gobierno kirchnerista" y apoyen un nuevo proyecto que presentará el peronismo opositor en el Senado, para sancionar una "nueva ley de coparticipación federal".

Solá reclamó que "los gobernadores se despierten un poquito y digan lo que piensan en privado" porque "tenemos que volver a ser un país federal diciendo basta a los atropellos".

"Es necesario un nuevo arreglo federal, que pase de la discrecionalidad a la automaticidad de las transferencias" insistió tras acusar al ex presidente Néstor Kirchner y a su sucesora y actual presidenta, Cristina Fernández, de utilizar "los fondos que la nación envía a las provincias" como "la principal herramienta para disciplinar" a los gobernadores.

Solá formuló esas declaraciones durante una disertación en la Federación Económica de Tucumán, adonde asistió el fin de semana como parte de su gira para instalarse como uno de los candidatos presidenciables del peronismo anti-k de cara al 2011.

En ese contexto, el ex gobernador denunció que "en las épocas de bonanza, las transferencias discrecionales, es decir, los fondos que la Nación envía a las provincias para que éstas ejecuten con un fin específico, se multiplicaron por ocho desde el año 2003".

"Fueron la principal herramienta que utilizó el gobierno kirchnerista para disciplinar a las provincias", insistió Solá, hoy en la vereda del peronismo anti-k.

El diputado electo por Unión-PRO advirtió que "todas las provincias están como abatatadas y la gente no espera nada de sus gobernantes, o lo que es peor, sólo espera bolsones de comida".

Comentá la nota