Mestre reclamó más compromiso a la UCR

Lo que era un almuerzo para recaudar fondos para la campaña del radicalismo se transformó en un severo reto de Ramón Mestre a los intendentes de ese partido. Ayer, en un hotel de esta ciudad, los jefes comunales debieron soportar, estoicos, que, encuestas a la vista, le facturaran el escaso aporte de votos del interior hacia la lista 3.
"No necesito ver las encuestas para saber que algunos intendentes no están trabajando", arrancó Mestre, según relató a Día a Día uno de los jefes comunales que participó de un encuentro apartado con el candidato.

En público, Mestre manifestó a los comensales: "Agradezco a los que ponen la cara, a los que tienen compromiso, a los que tienen voluntad para que el 28 de junio demos la gran sorpresa".

Pero, a renglón siguiente, el candidato a senador nacional pasó factura con un tiro por elevación: "A esos que no han perdido las convicciones les pido el mayor compromiso posible para que juntos cumplamos con el sueno de volver a gobernar Córdoba". Desde el atril, Mestre comprobó que no estaban los 160 jefes comunales que el radicalismo tiene en toda la provincia.

La lavada de cabeza se da en un contexto de crecimiento de la intención de voto de Eduardo Mondino, el candidato de Unión por Córdoba, quien sigue tercero en los sondeos, aunque más cerca del radicalismo.

Entre los caciques radicales estaban Alberto Jiménez (Mina Clavero), Luis Brouwer de Koning (Río Tercero), Carlos Felpeto (Carlos Paz) y Juan Jure (Río Cuarto).

Antes del entrecot , Mestre había asegurado en el Show de la mañana que el adelanto de las elecciones lo perjudicó.

Comentá la nota