Mestre: "Carrió debería ser más prudente"

Recordó que en 2007 la jefa de la Coalición Cívica rechazaba al ex intendente por kirchnerista. También, que por entonces apoyaba a los candidatos de la UCR, Negri a la gobernación y él a la intendencia.
"(Elisa) Carrió debería haber sido más prudente, porque hace dos años atrás estuvo en nuestra provincia empujando la lista del radicalismo", dijo ayer Ramón Mestre al opinar sobre el respaldo que esta semana la jefa de la Coalición Cívica le dio a Luis Juez.

El candidato a senador nacional de la UCR recordó que para las elecciones de 2007 Carrió vino a Córdoba a manifestar su apoyo a Mario Negri, quien justamente competía por la gobernación de Córdoba contra Juez y a él mismo para competir por la intendencia. Al presidente del Partido Nuevo, Carrió lo había descartado como aliado porque el entonces intendente militaba en el más fiel kirchnerismo. Esa contradicción de la chaqueña es la que Mestre no quiso dejar pasar.

"Juez fue funcionario de (José Manuel) De la Sota, de (Juan) Schiaretti, de (Domingo) Cavallo, de (Carlos) Menem, y es muy difícil creerle a aquellos que, por conveniencia, estuvieron al lado de (Néstor) Kirchner", repasó el radical.

"Nos quieren hacer creer otra cosa, pero Juez siempre ha estado en el justicialismo: ha sido legislador con De la Sota, funcionario de De la Sota, funcionario de Schiaretti, de Cavallo, de Menem, ha practicado el kirchnerismo bobo, así que mal puede hoy venir a decir que va a representar el antikirchnerismo", enfatizó.

Mestre agregó que "es muy difícil creerle a aquellos que, por conveniencia, estuvieron al lado de Kirchner".

Culpas compartidas

Por otro lado, el candidato radical volvió a emprenderla contra Juez por la crisis municipal, que adjudica tanto al ex intendente como al actual, Daniel Giacomino, y al jefe de los empleados municipales, Rubén Daniele.

"Lamento que Juez y Giacomino, creadores del Frente Cívico, hayan tardado seis años para darse cuenta de que el modelo de gestión elegido para la administración municipal es incorrecto", dijo.

Recordó que ya en 2007, cuando fue candidato a intendente, había advertido que «la demagogia y la irresponsabilidad del intendente Luis Juez y su candidato Daniel Giacomino ponían en peligro no solamente las finanzas municipales, sino la prestación de los servicios básicos en la ciudad».

Luego, como concejal propuso que se establezca un límite del 50 por ciento al gasto de personal municipal, pero su proyecto no fue tratado por los ediles juecistas y giacoministas.

«La hipocresía de Juez y de Giacomino no debe confundir a la ciudadanía cordobesa», recalcó.

Asimismo, en relación al SUOEM sostuvo que «los dirigentes sindicales deben ser prudentes y realistas, porque además de recibir salarios importantes comparados con otros trabajadores, no deben olvidar que son corresponsables en la prestación de los servicios públicos, y que por más que no les guste la forma de gestionar del intendente no pueden faltarle respeto a la investidura del mismo».

Coparticipación

La andanada de críticas de Mestre alcanzó también al gobernador Juan Schiaretti, por su reclamo ante la Corte Suprema de Justicia por al deuda con la Caja de Jubilaciones, medida por la cual se declaró "sorprendido".

"Nosotros se los planteamos en 2007, en la Legislatura, la necesidad de que la Provincia reclame por las leyes que han perjudicado a Córdoba, ya que la ley de Coparticipación Federal, en su artículo 7, dice que hay que cumplir con el 34 por ciento del reintegro de los recursos a cada una de las provincias y también un sinnúmero de convenios firmados no cumplía", detalló.

"El gobernador se ha enojado con Kirchner y con Cristina, a quien acompañó en la última elección, y por eso ahora inicia esta demanda que está enmarcada en la campaña electoral. Si no fuese así, debería haberlo hecho mucho tiempo atrás", expresó.

Desconfiado de las verdaderas intenciones de Schiaretti, el candidato radical al Senado alertó: "Si vemos que desde 2002 se viene incumpliendo por parte de la Nación el reintegro de los recursos de Córdoba y se lo hace faltando 15 días para la elección, es una cuestión política".

Comentá la nota