Mestre alienta a UCR por dura oposición a Giacomino

El senador (y candidato a intendente) impulsó a concejales y cuadros técnicos a ratificar la "autonomía" radical frente a la gestión municipal.
"No somos gobierno", le recordó Ramón Mestre a los concejales capitalinos y cuadros técnicos que reunió ayer, en el local de la fundación que conduce, para trazar delante de ellos las líneas más gruesas de la estrategia política 2010.

Mestre incitó a llevar adelante una clara oposición a Daniel Giacomino, enfatizando con ella que la Unión Cívica Radical de Córdoba no tiene acuerdo alguno con el intendente que llegó al Palacio 6 de Julio de la mano de Luis Juez y del Frente Cívico y Social.

El seguro candidato a intendente que tendrá la UCR el año próximo quiere escapar de la celada que le tienden sectores de opinión y dirigentes juecistas al hacerlo "aparecer pegado" a Giacomino, cuya gestión está muy debilitada. En la UCR permanece vivo el recuerdo del apoyo que le prestó a Germán Kammerath, una vez que el ucedeísta fue abandonado por José Manuel de la Sota en la intendencia de Córdoba. Aquel respaldo a un intendente que trastabillaba, terminó restándole votos al radicalismo. De manera que, ahora, se trata de no tropezar con la misma piedra.

Las críticas a Giacomino, por añadidura, alcanzarán a Juez, a quien se continuará responsabilizando, claro, de dejar el campo minado a su sucesor (por cierto, su socio político durante cuatro años).

La autonomía política de la UCR deberá quedar expuesta también en el terreno provincial y nacional. En el segundo escenario no habrá demasiadas complicaciones, ya que el apoyo de la mayoría del radicalismo cordobés a Julio Cobos garantiza que las expresiones pro K serán anecdóticas, como la del intendente de Villa Dolores, Juan Pe-

reyra. Respecto del peronismo en la Casa de las Tejas, el mayor peligro serán algunos intendentes que, necesitados de fondos, suelen ser muy cuidadosos con las críticas al gobernador.

En relación con la vida interna de la UCR, el mensaje que Mestre transmitió es que debe mantenerse la mayor afinidad posible con los otros sectores partidarios.

El radicalismo tiene definidos sus candidatos a gobernador y a intendente de la ciudad de Córdoba, Oscar Aguad y Ramón Mestre, respectivamente, lo que debería evitarle a la UCR algunos conflictos. Todo ello, por supuesto, es fácil de decir, a veces difícil de realizar.

Dos cumbres

Confluencia, el grupo interno de Mestre en la UCR, realizará en los primeros días de febrero un encuentro capitalino, donde el actual senador nacional dará el puntapié inicial de la actividad política. La reunión se hará en la casa de los padres de la concejala Carla Abugauch, el santuario del mestrismo en la ciudad de Córdoba, porque allí comenzó su carrera el hijo del ex gobernador. Hacia fines de febrero, los mestristas tendrán otra cumbre, ahora, con los dirigentes del interior, quizás en la ciudad de Alta Gracia.

En estos encuentros se afinará la estrategia mestrista y, muy probablemente, se discutirá si conviene adelantar los comicios internos para noviembre de este año, idea que ya circula en el panmestrismo (además del mestrismo puro, el aguadismo y el nicolasismo).

La autonomía política de la UCR deberá quedar expuesta también en el terreno provincial y nacional.

Comentá la nota