Messi, espectador de la exhibición de Barcelona.

Messi, espectador de la exhibición de Barcelona.
Estuvo en el banco por un malestar estomacal; el líder vapuleó 4 a 0 a Sevilla.
Esta vez, Lionel Messi no fue una pieza determinante en otra victoria por paliza de Barcelona. Al rosarino le tocó ser testigo cercano de una nueva exhibición de sus compañeros, que vencieron 4 a 0 a Sevilla, uno de los rivales más duros de la Liga de España, y conservaron el primer puesto con seis puntos sobre Real Madrid, que anteayer había batido agónicamente a Getafe con dos tantos de Gonzalo Higuaín.

El dolor estomacal que Messi había empezado a sentir el día anterior decidió al técnico Guardiola a no arriesgarlo. Lo ubicó en el banco de los suplentes, como una alternativa por si el partido se complicaba. No le hizo falta recurrir a Messi porque los recursos de Barcelona son incontables. Y no sólo pasan por el poder ofensivo de Eto´o y Henry, sino que nacen de los pies de Xavi e Iniesta, dos mediocampistas que dirigen al equipo con un concierto de toques, asistencias, visión de juego y llegadas al área rival.

A los dos minutos, Iniesta abrió la goleada con una exquisita definición al ángulo desde fuera del área. Poco después, el volante combinó con Xavi para que Eto´o definiera frente al arquero. Xavi hizo el tercero con un remate medido. La suerte también acompaña a la irrenunciable vocación por el juego que transmite Barcelona: Henry consiguió el cuarto con un tiro que era un centro. Iniesta trató de frenar la euforia externa que rodea al equipo: "Las sensaciones son buenas, pero no nos sentimos campeones".

Cuando quedan seis jornadas, el torneo aún reserva el plato fuerte del clásico Real Madrid-Barcelona del 2 de mayo.

La fecha continuó ayer con la importante victoria 2 a1 de Valencia (goles de Villa) ante Betis, que le permite afirmarse en el último puesto que da plaza para la Liga de Campeones. La Coruña (con Colotto de titular) superó 2 a 0 Almería (Piatti fue reemplazado en el segundo tiempo). Málaga, el ascendido que es la revelación de la temporada, superó 3 a 2 a Osasuna.

* Zárate lleva a Lazio a la final de la Copa Italia

Con un golazo desde fuera del área de Mauro Zárate, Lazio venció 2 a 1 a Juventus y es finalista de la Copa Italia. En el desquite de la otra semifinal, hoy se enfrentarán Inter (0) y Sampdoria (3). Porto (gol de Ernesto Farías), pese a perder 2 a 1 con Amadora, pasó a la final de la Copa de Portugal. En Rumania, Emanuel Culio marcó para Cluj en el 1 a 1 con Steaua.

Comentá la nota