En dos meses regirá el sistema de fotomulta en Santo Tomé

Lo confirmó el intendente de la vecina ciudad. La iniciativa establece penar a todos los conductores que hayan violado alguna norma de tránsito y fueran sorprendidos gracias al uso de este moderno equipamiento. El valor de las multas también sufrio cambios: ahora cuestan mucho más.
En la mañana de hoy el intendente de Santo Tomé, Fabián Palo Oliver, comentó la nueva modalidad que se implementará en esa ciudad en unos dos meses, cuando todo el equipo necesario para el funcionamiento de las fotomultas esté instalado.

El jefe del Ejecutivo de la vecina localidad comunicó que en unos 60 días ya estará en marcha la tarea de las cámaras instaladas en varias arterias del ejido urbano para registrar el momento exacto en el que un conductor viola las normas de tránsito. Además señaló que ya está asignado el personal que se desempeñará en el marco de la nueva metodología.

Oliver remarcó que la iniciativa se tomó luego de una serie de evaluaciones realizadas en la ciudad que arrojaron resultados alarmantes. Según destacó, de algo más de 5.000 vehículos evaluados durante el 2008, casi 60% había cometido algún tipo de infracción y 32% no respetó el semáforo. Una vez conocidas esas cifras, un contacto con autoridades de la Universidad Tecnológica Nacional de Santa Fe permitió discutir la aplicación de un nuevo sistema.

"Esperemos que se interprete que esto es parte de un programa integral y que funcione como una vacuna porque nosotros estamos convencidos de que el ciudadano que tiene un registro no debe ser educado porque ya conoce cómo comportarse" dijo el intendente.

Comentá la nota