En 12 meses se perdieron unos 6.600 empleos

En 12 meses se perdieron unos 6.600 empleos
Los datos son del Ministerio de Trabajo que mide despidos y contrataciones. En seis meses, la baja alcanza los 9.450 puestos.
En Mendoza, las difíciles condiciones del mercado laboral de un año a otro, lejos de mejorar, se agudizaron. Hasta junio último, el índice que mide la cantidad de gente con empleo en Mendoza cayó en 2,5 puntos en relación a diciembre de 2008 y en 1,7 si la comparación es con junio del año pasado, según mediciones del Ministerio de Trabajo.

En cantidad de gente, de acuerdo al mismo relevamiento, significa que en los últimos 12 meses (datos a junio de 2009) se perdieron en Mendoza unos 6.600 empleos en blanco, mientras que si la comparación se hace con diciembre último la cantidad de puestos destruidos por la crisis asciende a los 9.450.

Un escenario sin embargo amortiguado, y que por ahora no es mayor, gracias a los 20.428 trabajadores subsidiados que cobran parte de su salario gracias al grifo de la Nación que financia en Mendoza distintos programas de asistencia al empleo, un mecanismo por el que la cantidad de beneficiarios ya es un 25% superior a todos los inscriptos durante 2008.

En la composición, los sectores más castigados son justamente los que han registrado mayor cantidad de bajas (despidos) como son la Construcción (-18,7%), Servicios e Industria (ver gráficos).

Lo mismo ocurre con las pymes, que son las más castigados y por tanto las que más despiden, según se deduce de la última EIL (Encuesta de Indicadores Laborales) que elabora periódicamente la Dirección General de Estadísticas y Estudios Laborales del Ministerio de Trabajo.

El contraste es mayor si se analiza lo ocurrido entre junio de 2007 e igual mes de 2008, cuando la economía de Mendoza creó empleo (+ 0,95%), aunque la tendencia comenzó a revertirse entre diciembre de 2007 y junio del año pasado cuando se produjo una baja de 0,48%.

El proceso de deterioro arrancó con el conflicto con el campo y se ha extremado en lo que va de 2009. De hecho, sólo entre diciembre de 2008 y junio de 2009 los cálculos arrojan que se han producido unos 9.450 despidos.

No es poco frente a los 373 mil mendocinos que al primer trimestre del año figuran como "ocupados" en el Gran Mendoza.

Otro dato preocupante en la primera mitad de 2009 fue la tasa de salida mensual (mide despidos sobre el total de ocupados al mes anterior) que supera a la de entrada (contrataciones). En junio fue de 1,6%, aunque venía de la máxima brecha entradas-salidas (-1,3%) en mayo.

Para peor, de lo que figura como altas o contrataciones, "la gran mayoría no son nuevos puestos de trabajo sino producto del blanqueo de personal fruto de las inspecciones y el régimen vigente de moratoria", dijeron desde el Ministerio de Trabajo.

Pero hay otro elemento que juega a favor del empleo. Extraoficialmente, Mendoza está entre las provincias más beneficiadas con la asistencia nacional para mantener a flote el mercado laboral. "Sino, la que más", agregó la misma fuente, en referencia al Programa de Recuperación Productiva, mediante el cual la Nación administra una millonaria masa de subsidios que se ha convertido en una herramienta de gran peso político.

Sin embargo, en este apartado también las cifras hablan por sí solas. A junio de 2009, asciende a 20.428 el total de beneficiarios de los distintos programas de empleo (hay que contar a la ley local de Fomento y Sostén sancionada a principios de año). Esto es, un 25% superior a todo el 2008.

Esto muestra que hay más de 20.400 trabajadores que tienen empleo gracias a que el Estado subsidia parte de sus salarios frente a los problemas que tienen sus empresas empleadoras para poder pagarles.

Comentá la nota